Vídeo: El diesel se dispara cuando el Gobierno anticipa su fin EP

El cerco al diésel dispara las ventas de coches de gas más que las de eléctricos e híbridos

En pleno desplome de las matriculaciones de gasóleo, que se hunden un 9,07%, las de vehículos bifuel gasolina/gas se incrementan un 643,17% en julio, y las de GNC un 343,94%

Actualizado:

El cerco político al diésel beneficia a los coches de gas y de gasolina mucho más que a los eléctricos e híbridos. En pleno desplome de las matriculaciones de gasóleo, que se hundieron un 9,07% en julio, las ventas de vehículos bifuel gasolina/gas se incrementaron un 643,17% en julio, y las de GNC un 343,94%, hasta las 2.066 y 586 unidades, respectivamente

Así se refleja en los datos de la consultora MSI para la patronal de los concesionarios, Faconauto, que muestran que el descenso de las ventas de coches de gasóleo está beneficiando más a los coches de GLP y GNC que a los híbridos y eléctricos. Estos últimos vieron incrementados sus registros un 46,19% en el caso de los híbridos puros, hasta 7.374 unidades; un 37,19% en el caso de los híbridos enchufables, hasta 439; y un 45,39% en el caso de los eléctricos, hasta 394 vehículos. En términos absolutos, no obstante, los más beneficiados son los vehículos de gasolina, que incrementaron sus registros hasta las 37.075 unidades, tras crecer un 29,06%.

«La gasolina es la gran beneficiada porque aún no hay otra opción», explica Raúl Morales, de Faconauto. «No hay otra alternativa por ahora igual de viable», asegura, si bien remarca que los híbridos «cada vez se están afianzando más», al tiempo que los coches de GLP y GNC «están teniendo una muy buena acogida por su etiqueta ECO».

Entre enero y junio, las matriculaciones de híbridos y eléctricos se incrementaron un 46%, hasta las 43.794 unidades vendidas. Un alza notable que, sin embargo, está aún lejos de las ventas de coches de gasolina, que alcanzaron durante el mismo período las 420.420 unidades

Suben las emisiones de CO2

De forma paralela a la caída en ventas de los vehículos diésel están aumentando las emisiones de dióxido de carbono (CO2). Según datos de la consultora MSI para Faconauto, las emisiones medias de los coches nuevos vendidos en España se situaron en 2017 en 116 gramos por kilómetro recorrido, un gramo más que la media del año anterior, tras sufrir el primer incremento en diez años. «Los vehículos diésel nuevos tienen unas emisiones de NOx y particulares similares a los gasolina, y muchas menos de CO2», asegura Noemí Navas, de Anfac. Transport&Environment puntualiza que también ha tenido que ver el cambio en los gustos de los consumidores, que cada vez prefieren vehículos más grandes.

El descenso del diésel contrasta con el buen tono general de las matriculaciones del mes pasado, cuando las ventas se incrementaron un 19,3%, hasta las 131.176 unidades. Una marcha que las patronales atribuyen a que este mes tuvo un día laborable más, y al buen desempeño de la economía, «que permite mantener el tono positivo de la demanda en un mes tradicionalmente fuerte para las matriculaciones». «La mejoría de la confianza de los consumidores se refleja especialmente en el crecimiento a doble dígito del canal de particulares», explicaron ayer en un comunicado.

Entre enero y julio, el crecimiento acumulado del mercado fue del 11,4%, hasta las 865.845 unidades, con alzas de doble dígito en todos los canales. Este incremento se acrecentó en julio, cuando el canal de particulares matriculó 66.614 vehículos, un 10,5% más. Entre enero y julio este canal registró 403.677 ventas, un 9,5% más que en el mismo período del año anterior. Por su parte, el canal de empresas cerró el mes con 44.046 comercializaciones, un 25,5% más, y sumó desde comienzos de año unas adquisiciones totales de 255.441 unidades. Las alquiladoras, por su parte, registraron un incremento del 8% durante los siete primeros meses del año, hasta las 206.727 unidades, mientras que solo en julio adquirieron un 31,3% más de vehículos.

«Estacionalmente es un buen mes para las ventas», aseguró Raúl Morales, de Faconauto, que también resaltó el impacto de las automatriculaciones para hacer frente a la entrada en vigor del nuevo protocolo de homologación WLTP.