ECONOMÍA

El car-sharing, una oportunidad para comprar un coche eléctrico mucho más barato

Ganvam cree que las flotas de coche compartido llegarán a un mercado de ocasión a un precio reducido, lo que ayudará a disipar las dudas de los compradores

Actualizado:

El car- sharing puede ser una oportunidad para adquirir un vehículo eléctrico esquivando su elevado precio, hasta un 50% superior al de un vehículo de ocasión. La patronal de vendedores, Ganvam, cree que la renovación de las flotas de las compañías de coche compartido permitirá que estos vehículos lleguen al mercado de ocasión a un precio competitivo.

«A través del car sharing se promoverá la venta del vehiculo eléctrico, y muchos de ellos pasarán a manos particulares», ha explicado Lorenzo Vidal de la Peña, presidente de Ganvam, durante un acto previo al Salón del Vehículo de Ocasión, que se celebrará en el Ifema de Madrid del 5 al 10 de junio.

Vidal de la Peña considera que el mercado de ocasión supone «una via de mayor acceso que la venta directa de vehiculo nuevo, más rapida y directa y de menor precio», y ha resaltado el enorme éxito que tienen este tipo de vehículos en el canal VO: «Se venden inmediatamente, quizá porque la oferta aún es escasa».

Además, según estima la asociación, la popularización de las fórmulas de coche compartido, que podrían llegar a asumir hasta el 20% de los desplazamientos privados en las grandes ciudades, y otras iniciativas al alza, como el renting a particulares, permitirá incrementar la oferta de modelos usados «de calidad», más jóvenes y eficientes. Gracias a ellos, Ganvam estima que las ventas de VO superarán los 2,1 millones de unidades en 2018, un 5% más. Solo durante el Salón del Vehículo de Ocasión, Ganvam espera que se vendan más de 4.000 vehículos, lo que supondrá que 4 de cada 5 vehículos expuestos encontrará comprador.

En la actualidad, el 58% de los usados tienen más de diez años, una cifra que Ganvam considera excesiva. La asociación cree que la edad óptima para este tipo de vehículos debería ser de 5 ó 5 años, y espera que continúe reduciéndose en los próximos años.

El kilometraje perderá relevancia

De forma paralela, Ganvam cree que el kilometraje dejará de ser un factor determinante a la hora de cuantificar el valor de un vehículo de ocasión, debido al incremento de la oferta de vehículos jóvenes cuyo uso se ha realizado mayoritariamente en trayectos cortos. En este sentido, la asociación cree que tomarán el testigo parámetros como la normativa Euro del vehículo -que establece sus emisiones-, la seguridad pasiva y activa que incluya, y las opciones de conectividad.

«Nos han sorprendido mucho los aspectos que más valoran los compradores de vehículos de ocasión en nuestras encuestas», afirmó Vidal de la Peña. Según el Libro Blanco de Ganvam, lo más valorado por los compradores de VO es el equipamiento de seguridad (4,24 sobre 5), seguido del precio (3,95), la comodidad al comprar (3,13) y la influencia del vendedor (2,73); factores por encima de otros como la existencia de promociones (2,59) o sus emisiones (2,37).

Ganvam ha aprovechado para reclamar a las administraciones apoyo para elevar la calidad del vehículo de ocasión. «La distribución ha hecho sus deberes. Hemos hecho un profundo trabajo para que la experiencia de compra de usuario sea igual que la de un nuevo. Le toca mover ficha a la administración», ha afirmado Vidal de la Peña, quién ha reclamado medidas como el impulso del renting a particulares con medidas fiscales, reformar el impuesto de transmisiones patrimoniales, prohibir la venta ilegal en el Reglamento de Circulación, tomar más medidas para evitar el trucaje de los cuentakilómetros y un plan de achatarramiento que incentive tanto los vehículos nuevos como los usados de hasta 3 o 5 años.