Varios coches de SEAT, aparcados en el puerto de Barcelona (España) antes de ser enviados a China
Varios coches de SEAT, aparcados en el puerto de Barcelona (España) antes de ser enviados a China - EFE

El automóvil, motor de las exportaciones españolas

Los vehículos y sus componentes son el primer sector exportador y suponen el 20% de nuestras ventas al exterior, con un crecimiento del 34% en los últimos 5 años, según un informe de Deutsche Bank

MadridActualizado:

Las exportaciones españolas alcanzaron en 2016 la cifra más alta de su historia: 254.000 millones de euros. En un periodo de cinco años, desde 2011, las exportaciones españolas han crecido un 18%. Estos datos quedan recogidos en un análisis sobre la evolución de los sectores exportadores españoles que ha elaborado Deutsche Bank a partir de datos de las Cámaras de Comercio de España y la Agencia Tributaria.

El principal puntal de este crecimiento es la industria del automóvil, cuyas exportaciones han aumentado un 34% en los últimos cinco años. El sector se consolida así como el más exportador, y en 2016 supuso el 19% del total de las exportaciones.

«Los datos nos muestran que los sectores que cuentan con grandes empresas, como son el automovilístico o la construcción de maquinaria, tienen una alta capacidad de exportación. Con ello vemos que la pyme española, que se ha abierto al exterior en los últimos años, tiene ahora el reto de ganar tamaño para seguir creciendo y seguir siendo competitiva internacionalmente», explica Sixto Rodrigo, director del departamento de Empresas de Deutsche Bank. «El resultado es hoy un sector exportador mucho más robusto y competitivo internacionalmente».

Deutsche Bank
Deutsche Bank

Le siguen por orden de valor los sectores de maquinaria y artefactos mecánicos; aparatos y material eléctrico; combustibles, aceites minerales y productos de su destilación, y plásticos y sus manufacturas. Así, los cinco primeros sectores exportadores suponen el 41% del total de las exportaciones españolas.

Entre los diez primeros sectores exportadores se encuentran dos que han experimentado un crecimiento muy por encima de la media. Se trata de las prendas y complementos de vestir (sin incluir el punto), que suben de la duodécima posición a la octava con un crecimiento del 80% en cinco años. «Destaca el crecimiento que la industria textil española ha experimentado en los últimos años. Las prendas y complementos de vestir (no punto) ocuparon el octavo puesto entre los exportadores en 2016 y las exportaciones de prendas y complementos de punto han crecido un 52% en cinco años. Dado el incremento exponencial de sus exportaciones, la industria textil podría seguir escalando puestos en los próximos años», comenta Rodrigo.

Las exportaciones de frutas, situadas en séptimo lugar, también han experimentado un aumento espectacular, del 45% en el mismo periodo. «El sector hortofrutícola español tiene una gran potencia exportadora. La exportación de frutas se situó en 8.182 millones de euros en 2016. El conjunto de las exportaciones del sector hortofrutícola ha crecido cerca de un 50% en los últimos cinco años. Este es un ejemplo de sector en el que pequeños productores han abierto nuevos mercados en los últimos años como respuesta a la crisis y como fuente de crecimiento», explica Sixto Rodrigo.