Dani Sordo queda relegado al equipo privado de Citroen

La escudería apuesta por Sebastien Ogier para ser el compañero de Loeb y justifica el cambio en el bajo rendimiento del piloto español

PARÍS
PARÍSActualizado:

Citroen ya tiene lo que quería desde hace tiempo. Buscaba dos pilotos franceses en el equipo oficial y hoy ha tomado la decisión. El damnificado ha sido el español Dani Sordo, que abandona la estructura oficial para pasar a una privada. El puesto lo ocupará el galo Ogier, joven promesa que la marca del triángulo venía cuidando desde muchos años, y que será el compañero del campeonísimo Sebastien Loeb. Citroen ha justificado el cambio en el bajo rendimiento que, según sus responsables deportivos, estaba ofreciendo el cántabro pese a contar con el mejor material posible. Dani Sordo, que ha recibido hoy la noticia, ha preferido ver el lado positivo de la decisión. "Correr con un equipo privado me elimina presión de cara a los próximos rallies. Creo que mis actuaciones han sido lo más correctas posibles, que me ha faltado fortuna en momentos puntuales, pero sí es cierto que no han llegado los resultados esperados", ha asegurado.

El rally de Montecarlo es la próxima cita del calendario y en ella ya se habrán efectuado los cambios. Sordo tiene sólo dos semanas para poner a punto su nuevo vehículo y familiarizarse con él. El español no cree que tenga problema alguno: "Cuento con referencias de cómo son los vehículos privados y creo que me van a permitir, igualmente, estar peleando por los puestos preferentes. La profesionalidad de los mecánicos es excelente y estoy convencido de que el coche correrá mucho."

Por su parte, el agraciado con la decisión de Citroen, el rapidísimo Sebastien Ogier, se mostraba eufórico por compartir estructura con el siete veces campeón del mundo, Sebastien Loeb. El joven piloto francés, reciente vencedor en Portugal, sabe que por su edad tiene un margen de mejora considerable, pero que necesita resultados lo más pronto posible para justificar la decisión que ha tomado la marca.