Así quedaría abanado el carísimo Mercedes-Benz 300 SL «alas de gaviota», un coche carne de coleccionista y subasta
Así quedaría abanado el carísimo Mercedes-Benz 300 SL «alas de gaviota», un coche carne de coleccionista y subasta

El arte más realista con maquetas de Mercedes-Benz

No, no son coches de verdad, abandonados, nuevos o envejecidos, sino recreaciones a escala de algunos de los modelos de la estrella más emblemáticos, pasados por la lente y el tamiz del genial Stephan Garçon

Actualizado:

Las miniaturas de coches cobran una nueva perspectiva vistas a través de la lente del fotógrafo Stephan Garçon. Y es que la genialidad de este artista combina escenarios y recreaciones tan realistas que, una vez plasmadas, hace pasar por auténticas a una diversidad de maquetas, sobre todo de Mercedes-Benz.

Todo está hecho a mano, con técnica y dotes artísticas para conseguir multitud de fidedignas texturas que hacen dudar. Una vez preparado, llega el momento de hacer las fotografías, con esecenificaciones en las que no faltan sus héroes y villanos predilectos —en algunos casos, incluso juguetes de su hijo de dos años—, o los monstruos más famosos de la gran pantalla.

Y, para ello, gran angular en ristre, hay que situar las piezas sobre terrenos o superficies que puedan engañar a la vista, conseguir la iluminación perfecta y disparar la cámara desde la mejor perspectiva, jugando con el enfoque.

Garçon, que vive en Bitburg (Alemania) y se crió entre coches, porque su padre los vendía, trabaja en el interior de una antigua y abandonada base militar norteamericana, un plató con exteriores de primera para sus trabajos. Posee una colección de 50 coches, la mayoría Mercedes-Benz, y también es propietario de vehículos «de verdad» con la estrella en el frontal.

De hecho, conduce un Clase R negro de 2009 y tras acabar sus años de estudiante adquirió la legendaria berlina W 124 (actual Clase E). Es evidente que, ante todo, le apasionan los clásicos de la marca.