Bajan los accidentes con coches de empresa
El grueso de los accidentes con coches de empresa se concentra entre las 7:00 y las 17:00 horas.

Bajan los accidentes con coches de empresa

La intensidad y las consecuencias de los accidentes de tráfico en los que están implicados vehículos de empresa se han reducido desde que comenzó la empresa, según ha señalado LeasePlan a partir de un análisis de los siniestros ocurridos dentro de su propia flota, que cuenta con más de 75.000 vehículos de empresa en España.

agencias
Actualizado:

El informe de LeasePlan refleja que durante 2012 su flota sufrió 2.229 accidentes con daños corporales, un 7,6 por ciento menos que en el año anterior. Según la compañía, la tendencia «seguramente viene provocada tanto por el mayor grado de concienciación de la sociedad en materia de seguridad vial, como por el control del consumo de combustible y la velocidad en carretera».

Para los conductores de empresa, el accidente más común es el alcance trasero, que supone el 47,8 por ciento de los accidentes del pasado año en los que se vio implicado un vehículo de empresa, de lunes a viernes (en el 76,4 por ciento), entre las 7:00 horas y las 17:00 horas (59,8 por ciento) y en un núcleo urbano (68,6 por ciento).

El segundo accidente con lesionados más habitual entre los conductores de empresa es el resto de colisiones con otros vehículos (laterales o frontales), el 25,6 por ciento, mientras que los choques con motos y bicicletas representan el 10,2 por ciento de los siniestros y los atropellos un 6 por ciento.

Esta última cifra contrasta con la ofrecida por la DGT para el total de conductores, que en 2011 fue del 12,1 por ciento; es decir, el doble que la ofrecida por LeasePlan. En el caso de los atropellos, especialmente relevantes en el caso de los conductores de empresa son los producidos cuando se realizan maniobras marcha atrás. Esto es debido a que muchos vehículos son furgonetas sin cristales en la trasera, lo que dificulta la visibilidad al realizar estas maniobras.

El estudio también refleja que, en el 80 por ciento de las ocasiones, las víctimas de los accidentes registrados fueron los conductores de los propios vehículos, que en el 82 por ciento eran hombres, algo que confirma que la mayoría de conductores de vehículos de empresa sigue siendo varón y que contrasta con la media de todos los conductores, profesionales y particulares, que es de un 56,9 por ciento de mujeres. Los ocupantes sufrieron daños en un 13,8 por ciento de los siniestros y los peatones en un 6 por ciento de las ocasiones.