La DGT quiere a los menores de 4 años en sentido contrario a la marcha
La DGT quiere que los menores de 4 años viajen en sentido opuesto a la marcha del vehículo.

La DGT quiere a los menores de 4 años en sentido contrario a la marcha

Los niños que pesen menos de 18 kg tendrán que viajar en coche obligatoriamente en «sillitas» colocadas en sentido contrario a la marcha, siempre que el dispositivo lo permita y el niño tenga menos de 4 años. Así lo recoge una propuesta incluida en el borrador de reforma del Reglamento General de Circulación que ha elaborado la Dirección General de Tráfico (DGT). La DGT también aboga por prohibir que menos de menos de 135 centímetros ocupen el asiento delantero.

agencias
Actualizado:

La reforma del Reglamento General de Circulación está siendo revisada por el Gobierno después de que la Direción General de Tráfico (DGT) abogase por incluir propuestas sobre sistemas de retención infantil, encaminadas a que estos viajen fijados en sentido opuesto a la marcha del vehículo. La modificación persigue reducir a cero el número de víctimas mortales en ese grupo de edad.

Y es que un reciente estudio del RACE y de la firma Cibex en colaboración con la DGT incide en que colocar a los niños en esta posición puede reducir hasta en un 75 por ciento el riesgo de que los menores sufran lesiones en caso de accidente.

De ahí que Tráfico apueste porque los menores acomodados en «sillitas» de los grupos 0, 0+ e I (aproximadamente hasta 18 kg) viajen en sentido opuesto a la marcha si el dispositivo lo permite y el niño tenga menos de 4 años. Los estudios demuestran que así es más seguro porque «las fuerzas registradas en caso de impacto se distribuyen por todo el cuerpo y no se concentran en la zona del cuello, como cuando se viaja en sentido de marcha. Las características de cabeza, cuello y columna vertebral de los niños les hacne más vulnerables a sufrir lesiones graves o mortales en caso de impacto por accidente de tráfico», explica.

Prohibido en el asiento del acompañante

Además, Tráfico quiere que la reforma del Reglamento de Circulación prohíba a los niños de altura inferior a 135 cm ocupar el asiento delantero derecho.

Entre 2001 y 2011, 1.150 menores de 14 años murieron en siniestros de tráfico y casi 60.000 sufrieron alguna lesión. Pese a ello, en 2011 aumentaron los niños heridos graves que no llevaban un sistema de retención cuando circulaban en turismos o furgonetas.