La región madrileña ha pasado de 17 a 56 estaciones de ITV en cuatro años.
La región madrileña ha pasado de 17 a 56 estaciones de ITV en cuatro años.

Madrid triplica el número de ITV

El número de estaciones para la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) en la Comunidad de Madrid ha pasado de 17 a 56 desde que en febrero de 2011 se liberalizó el sector, lo que se ha traducido en la creación de unos 650 empleos.

Actualizado:

Según el presidente madrileño, Ignacio González, la liberalización del sector de las ITV se enmarca en las medidas con las que el Gobierno persigue estimular la economía y la creación de empleo, y ha destacado que para la construcción y puesta en funcionamiento de las nuevas estaciones se han invertido unos 75 millones de euros. Así, de las 17 estaciones que había a comienzos de 2011, y que contaban con 69 líneas de inspección de vehículos, hoy hay 56 estaciones con 179 líneas.

Un aumento de la oferta que, según González, mejora la calidad del servicio, puesto que las existir más puntos de inspección los ciudadanos ahorran desplazamientos y tiempo para ser atendidos.

También están totalmente liberalizadas las tarifas, lo que no merma, según el presidente, la calidad de las inspecciones, que son controladas por parte de la Dirección General de Industria, Energía y Minas con supervisiones presenciales, inspecciones de documentos, datos enviados por las estaciones en tiempo real al Archivo General de Vehículos, e incluso a través de inspecciones con coches camuflados.

De hecho, la Comunidad de Madrid asegura haber reforzado su actividad inspectora y puesto en marcha sistemas de control para disponer de información en tiempo real sobre el porcentaje de vehículos que pasan la inspección o son rechazados, y comparar cuántos de estos defectos se están corrigiendo y en cuánto tiempo.

En 2013, más de 1,6 millones de vehículos realizaron la revisión técnica periódica en estaciones de la región. La mayoría de los defectos detectados correspondieron a los elementos de iluminación o señalización de los vehículos (35% de los casos); el acondicionamiento exterior y carrocería (18%); motor y transmisión (17%); identificación (10%); frenos (7%); y defectos correspondientes a los ejes, ruedas, neumáticos y suspensión (6%).