La imagen «Esperanza en una nueva vida» ha ganado el primer premio
La imagen «Esperanza en una nueva vida» ha ganado el primer premio - WORLD PRESS PHOTO

World Press PhotoLa esperanza en una nueva vida de los refugiados, foto del año 2016

La imagen fue tomada por el fotógrafo independiente australiano Warren Richardson en la frontera húngara

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Una fotografía de un hombre y un bebé bajo la alambrada de la frontera entre Serbia y Hungría, tomada por el australiano Warren Richardson, ha logrado el primer premio del más prestigioso concruso de fotoperiodismo, según han anunciado este jueves los organizadores del World Press Photo.

Titulada «Esperanza en una nueva vida», la imagen en blanco y negro fue tomada por este fotógrafo independiente en la noche del 28 de agosto de 2015, cuando los refugiados intentaban pasar a Hungría. Un bebé es pasado de mano en mano, bajo la alambrada de la frontera entre Horgos, en Serbia y Roszke, en Hungría.

«Acampé con los refugiados durante cinco días en la frontera», explica Richardson. «Un grupo de cerca de 200 personas llegaron, y se movieron bajo los árboles a lo largo de la línea de la cerca. Enviaron en primer lugar a las mujeres y los niños, a padres y luego pasaron los hombres de edad avanzada. Debo haber estado con este equipo durante unas cinco horas y jugado al ratón y al gato con la policía toda la noche», continúa relatando el fotógrafo, que estaba agotado en el momento en que tomó la foto.

«Fue alrededor de las tres de la mañana», continúa antes de explicar que «no se puede utilizar un flash mientras la policía está tratando de encontrar a estas personas» por lo que tuvo que utilizar «solo la luz de la luna».

En la rueda de prensa tras el anuncio del premio, Richardson aseguró que en aquel momento no se dio cuenta de que lo que estaban pasando a través de la valla «era un bebé». El fotógrafo, que trabaja como freelancer, comentó que la foto nunca fue publicada.

El jurado del World Press Photo ha seleccionado esta fotografía por su creatividad visual y porque «captura o representa un evento o tema de gran importancia periodística en el último año», señala el comunicado.

«Desde el principio nos fijamos en esta foto y sabíamos que era muy importante. Tenía mucho poder debido a su simplicidad, y sobre todo al simbolismo de la alambrada. Nos pareció que tenía casi todo para dar un golpe visual de lo que está pasando con los refugiados. Creo que es una foto muy clásica, y al mismo tiempo es eterna. Retrata una situación, pero la forma en que se ha hecho es clásica en el mejor sentido de la palabra», señala Francis Kohn, presidente del jurado y director de fotografía de la Agencia France Presse.