Detalle de la portada de hoy del diario
Detalle de la portada de hoy del diario - TWITTER

«The Independent», primer diario nacional británico que renuncia al papel

A partir del 26 de marzo, el diario inglés únicamente tendrá versión digital. La prensa británica edita cada día 7 millones de ejemplares, cuando hace diez años eran 13 millones

CORRESPONSAL EN LONDRES Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

The Independent, diario de ideología liberal-centrista nacido en 1986, dejará de editarse en papel a finales de marzo y solo conservará su versión digital. Se convierte así en el primer diario nacional británico que renuncia a su edición impresa. Sus propietarios, el oligarca ruso Alexander Lebenev y su hijo Eugeny, lo han vendido junto a su diario hermano «I» por unos 30 millones de euros al grupo Johnson Press, dueño de 200 cabeceras regionales y que formará así el cuarto emporio de prensa del país.

The independent, en cuyo capital estuvo Prisa en los noventa, llegó a vender 400.000 ejemplares, pero ahora despachaba 57.000 de lunes a sábado y 97.000 el domingo. «I», que se vende a solo 40 peniques y ofrece versiones muy cortas de noticias pensadas para el metro y el tren, cuenta con una difusión de 292.000 periódicos. Los Lebenev querían desprenderse del ruinoso Independent para centrarse en su gratuito del metro de Londres, Evening Standard, que es rentable.

Desde 2010, la prensa británica ha perdido la tercera parte de la publicidad de sus ediciones de papel. Pero en contra de lo esperado, internet no acaba de compensar el ocaso del negocio impreso y solo un 6% de los británicos se declaran dispuestos a pagar por noticias online. El muro de pago ha sido retirado en «The Sun», que vende 1,8 millones de periódicos de papel cada día, pero solo logró captar 225.000 suscriptores digitales, lo que puso su edición web a enorme distancia del líder mundial, Daily Mail, con 13,2 millones de lectores en internet, donde pierde dinero.

Con todo, la industria de la prensa británica sigue editando cada día 7 millones de ejemplares impresos, con apabullantes despliegues de papel los domingos, pero hace diez años eran 13 millones. Grupos como Telegraph todavía ganan dinero. Sin una vía de salida clara para su crisis, la prensa tantea nuevas formas de negocio, como los portales de juego, el comercio digital, la venta de información de nicho y sumarse de lleno a los mostradores de noticias de Facebook y Google.