Exigen que YouTube elimine «Soy un rumano en Madrid» de Torbe por ser «racista y xenófobo»
«Soy un rumano en Madrid» provoca la indignación de la comunidad rumana en España - YOUTUBE

Exigen que YouTube elimine «Soy un rumano en Madrid» de Torbe por ser «racista y xenófobo»

La Federación de Asociaciones Rumanas en Europa (FADERE) cree que el vídeo fomenta la idea de que «el grupo de rumanos en España está formado por prostitutas, ladrones y carteristas»

Actualizado:

La Federación de Asociaciones Rumanas en Europa (FADERE) ha solicitado este viernes formalmente a YouTube que elimine de su página web la canción «Soy un rumano en Madrid» -creada por el director y actor de cine para adultos Ignacio Allende Fernández (más conocido como Torbe)- por considerar que es xenófoba y crea la falsa idea de que «el grupo de rumanos en España está formado por prostitutas, ladrones y carteristas», según ha informado el portal «HotNews.ro», uno de los principales medios de comunicación rumanos.

El videoclip, que ya cuenta con más de 80.000 visitas en YouTube, fue subido a la web el pasado 19 de julio por «Torbe» y parodia la vida de los rumanos en la capital española. Entre otras cosas, ha sido tildado de racista por mostrar a los habitantes de este país como ladrones en varias de las estrofas de la canción. Una de ellas podría ser el estribillo, donde el autor, haciéndose pasar por inmigrante, afirma: «Si te robo la cartera o te sustraigo todo el cobre, no te enfades, solo me quiero divertir». Por todo ello, FADERE ha señalado que la composición sólo pretende perturbar la armonía que existe entre la comunidad rumana y española en la región y ha solicitado que sea eliminada de la página web.

«El vídeo es una muestra de ese segmento que va fomentado el racismo no solo contra los rumanos, sino contra los musulmanes, los latinoamericanos etc. El problema es que cada día nos encontramos con el rechazo a todo lo que no sea el cliché de lo que dice esta gente que es España. Pero la imagen de lo creen que es España es algo grotesco. La cultura española es algo mucho más rico que estas charangas», afirma, en declaraciones a ABC, Miguel Fonda Stefanescu, Presidente de la Federación de Asociaciones de Rumanos en España (FEDROM).

Para Stefanescu, las personas que han creado este vídeo no representan a los españoles ni a su cultura, la cual es más rica: «La cultura española es algo que es tolerante, polifacético, que tiene unas dimensiones y una profundidad que estos señores ni siquiera intuyen. La cultura española no son masas gritando, es algo complejo en lo que han participado gentes de España, de Latinoamérica y muchos más para su engrandecimiento».

Por su parte, el autor de «Soy un Rumano en Madrid» se ha defendido a través de las redes sociales afirmando que el vídeo es únicamente una parodia que no debe ser considerada como un insulto: «No entiendo a que viene esta polémica, el videoclip se ha hecho tan solo para contar algo divertido, una historia inventada de un supuesto rumano en Madrid. Es una parodia y el look del personaje principal ha sido inspirado de las películas de Emir Kusturica. Yo amo Rumania, y sobre todo a las rumanas! tomadlo con humor, que eso es lo que yo hago».

Stefanescu, además, ha señalado que esta no es la primera carga contra la comunidad rumana que se ha llevado a cabo en el país. «Hace unas dos semanas presentamos una denuncia en comisaría por una página que se llamaba “Putos rumanos”, que estaba llena de esvásticas y que, por suerte, ha sido eliminada», ha señalado el Presidente de FEDROM.