Agresiones sexuales en Egipto: cuando la víctima es la "culpable"
Vídeo en el que muestra a la joven siendo abucheada por algunos estudiantes
egipto

Agresiones sexuales en Egipto: cuando la víctima es la "culpable"

Polémica en Egipto después de que el rector de una universidad y varios medios de comunicación culpabilizaran a una estudiante de la agresión sexual que sufrió

Paula Rosas
Actualizado:

La violencia contra las mujeres vuelve a ocupar las portadas en Egipto tras la violación de una turista británica en un hotel de lujo en Sharm el Sheij y el intento de agresión de otra viajera rusa por parte de un policía en esta misma ciudad de vacaciones, casos que han escandalizado al ministerio de Turismo, enfrascado en una auténtica batalla por recuperar a los viajeros perdidos tres años después de la revolución. Pero, como denuncian las organizaciones de derechos de las mujeres, las agresiones y violaciones persisten en gran medida porque una parte importante de la sociedad egipcia culpa a las propias víctimas de su mala fortuna, como demuestra el reciente caso de una estudiante de la universidad de El Cairo.

La joven, vestida con un jersey rosa, unos pantalones negros y un hiyab (velo islámico) amarillo, fue agredida hace dos semanas por un grupo de estudiantes en la principal universidad de la capital egipcia, a plena luz del día y delante de otros compañeros. La chica tuvo que esconderse en unos lavabos del campus para huir de los jóvenes que intentaban quitarle la ropa, y finalmente tuvo que ser escoltada por guardias de seguridad hasta la salida, momento en el que alguien grabó un vídeo que ha circulado profusamente por las redes sociales egipcias y en el que se puede ver cómo otros estudiantes abuchean e insultan a la joven.

El decano de la Facultad de Derecho de la Universidad de El Cairo, Gaber Nasser, sin embargo, achacó el incidente a la ropa que llevaba la joven, “un error”, según sus propias palabras, y “razón por la que ocurrió, aunque no lo justifica (el incidente)”, dijo a un canal de televisión local. Aunque reconoció que no se requiere llevar ningún tipo de uniforme en el campus, la ropa “debería ser acorde con la tradición de nuestra sociedad”, señaló el decano, a pesar de que la vestimenta de la chica no difiere demasiado de la que se suele ver por las calles de El Cairo entre las muchachas jóvenes.

Nasser llegó a asegurar que se expulsaría quien fuera culpable del incidente “ya sea la chica o los otros estudiantes”, dijo el decano. Sus palabras provocaron una ola de indignación en las redes sociales y entre los defensores de los derechos de la mujer, y el funcionario tuvo que disculparse públicamente por el “malentendido”.

El 90% sufre acoso

El caso ha sido denunciado incluso por ONU Mujeres, que recuerda que un 90 por ciento de las mujeres sufre acoso sexual en espacios públicos en Egipto, según diferentes estudios.

El decano no fue el único en culpabilizar a la víctima. El presentador Tamer Amin, del canal privado “Rotana”, llegó a decir en directo que la causa del ataque fue que la joven iba vestida “como una puta”. “La chica estaba meneando sus partes y los jóvenes, reprimidos sexualmente, no pudieron controlarse”, dijo en su popular programa. Amin no sólo culpó a la víctima, sino también a sus padres por “permitirle salir de casa vestida así” e incluso a la universidad por pedir disculpas y señalar que la joven tiene la libertad de verter como quiera. “No, no tiene libertad para vestir como quiera. Quizás en casa o en el distrito rojo”, sentenció el presentador.

Aunque extremas, las palabras del presentador son el pan de cada día entre la sociedad egipcia, donde se suelen justificar las agresiones sexuales como un ímpetu irrefrenable –y condonable- entre los hombres, y en el que a las mujeres se les achaca gran parte de la culpa debido a la ropa que llevaban, el lugar o la hora en la que se encontraban, como explica Rebecca Chiao, fundadora de Harassmap.org, una organización de voluntarios que organiza campañas de concienciación sobre esta lacra.

.