El niño muerto de la granja escuela de Madrid sufrió la parada cardiorrespiratoria cuando sus profesores lo llevaban al hospital

El menor de seis años ha fallecido esta noche tras intentar ser trasladado al Hospital de Móstoles por sus tutores al sufrir síntomas leves de asma

Actualizado:

Un niño de 6 años ha fallecido esta noche en el Hospital Rey Juan Carlos de Móstoles tras ser trasladado al centro sanitario en estado crítico después de que sufriera una reacción alérgica mientras se encontraba en una granja escuela en el municipio madrileño de Villanueva de Perales.

Según ha podido saber ABC, el niño, que estudiaba primero de primaria en el colegio La Salle Maravillas, comenzó a mostrar síntomas leves de asma la noche del miércoles.

Sus tutores, que habían sido advertidos por los padres de que el niño era alérgico, decidieron trasladarle a urgencias tan pronto advirtieron las primeras alteraciones, para no perder tiempo esperando una ambulancia. De camino al Hospital de Móstoles, el menor sufrió una parada cardiorrespiratoria, por lo que los dos adultos que le acompañaban decidieron parar el coche y tratar de reanimarle.

Mientras le practicaban los primeros auxilios, una enfermera que casualmente circulaba por el mismo tramo de la carretera M-523 se detuvo a ayudarles. También un par de policías motorizados, que se encargaron de regular el tráfico. Entre tanto, llegaron los servicios de emergencias, que inicialmente lograron estabilizarle. El niño, sin embargo, falleció apenas cinco minutos después de ingresar en Urgencias en estado de shock anafiláctico, sin que hasta el momento se conozca la causa real.

Un yogur de soja

Fuentes de la investigación han señalado que el menor era intolerante a la lactosa y que presentaba problemas respiratorios. Según la inscripción que tuvo que hacer el menor para ir a la granja, a la que tuvo acceso la Policía Nacional en el hospital de Móstoles, donde falleció, con la letra de la madre se puede leer «claramente» que el pequeño estaba con un tratamiento médico por asma, que tenía una alergia alimentaria, en concreto a las proteínas de la leche y que era «muy alérgico».

Se baraja la posibilidad de que la reacción pudo tener su origen en un yogur de soja que el niño tomó durante la cena del miércoles. No obstante, este extremo esta pendiente de ser confirmado.

El cuerpo ha sido trasladado al Anatómico Forense donde se le realizará presumiblemente durante este jueves la autopsia. Por otro lado, la Guardia Civil ha abierto una investigación para aclarar lo ocurrido. De hecho, ya se han enviado a laboratorio pruebas de distintos alimentos, entre ellos, el yogur, para determinar qué producto fue el que le provocó la alergia -es posible que este último tuviera trazas de lactosa-.

De momento, durante el día de hoy van a comenzar a tomar declaración a los trabajadores de la granja escuela El Acebo, situada en el Paseo de Enrique Tierno Galván, de Villanueva de Perales.