El chef Estanis Carenzo y César Pascual, de cervezas la Virgen, en la barra de Perro Bar - josé ramón ladra
el verano de madrid

Perro Bar, 100% ADN madrileño

La alta cocina se acerca a la gente en forma de auténticos perritos calientes, maridados con cervezas artesanas La Virgen

Actualizado:

El chef Estanis Carenzo pone su sello a un nuevo proyecto gastronómico: Perro Bar, que junto a Cervezas La Virgen ofrece un nuevo concepto de perritos calientes, elaborados con pan de cerveza negra.

Perro Bar es una apuesta por la comida de calidad y la cerveza artesana con mucha presencia de lo castizo madrileño desde sus inicios. Esta oferta gastronómica no contará sólo con perritos calientes, también se pueden degustar otro tipo de platos. Entre los más apetecibles se encuentran los bocatas de calamares con alioli de ajo negro, salchipapas o las ya famosas patatas de callejón acompañadas con salsas variadas a cual más sabrosa; desde trufa, a un especial de aceituna, entre muchas otras.

El local, ubicado en la Zona Gourmet Experience, cielo del Corte Inglés de Callao, en pleno corazón de Madrid; es muy reconocible, con un diseño de lo más moderno que hace del espacio un lugar donde querer estar y compartir esta agradable experiencia.

Los diferentes «hot dogs» están elaborados con salchichas bockwurst y frankfurter que incluyen también opción vegetariana y sin gluten. Además, cuenta con una selección de perritos especiales compuesta por Gran Perro, con pan de hamburguesa, butifarra a la plancha, queso emmental, bacon, cebolla, tomate y lechuga; Perro Vampiro, con pan de hamburguesa, butifarra, queso emmental, bacon, frijoles, aguacate, nata y totopos y Sate Johnny Boy, creado con pan de cerveza negra, salchicha casera de cordero, encurtidos, cebolla frita, tomate y mayonesa de ajo negro.

La oferta de Perro Bar se refuerza con una genial creación del chef argentino, el clásico Bocadillo de calamares fritos en aceite de oliva versión 2.0, acompañado de salsa de aceituna sobre pan gallego. Además de las Patatas Callejón, caseras, fritas con piel y con un proceso de elaboración complejo, se podrán degustar acompañadas de diferentes salsas, o en su versión Salchipapas, servidas con butifarra a la plancha y cubiertas de queso.

Carenzo, chef sin fronteras

Nacido en Buenos Aires, el chef ha trabajado en las ciudades más influyentes del mundo: Nueva York y París han sido algunos de los destinos donde se empapó con la cultura para ser lo que es hoy, un creador de conceptos gastronómicos apasionado del saber. Con sus platos acerca al gourmet a cualquier rincón del mundo y regala una experiencia para los sentidos. Claro ejemplo de la importancia del sabor por encima de todo para el argentino, es Chifa (C/Modesto Lafuente, 64,) un lugar sobrio, limpio de distracciones cuyo único mensaje es «el plato y tú». Chifa llegó tras su gran obra con el restaurante Sudestada y se ha convertido en un imprescindible para los «foodies», además de ser el tándem perfecto en la relación calidad-precio. Un «affaire» entre Asia y América, sin duda una provocadora propuesta, dónde se fusiona la cocina de ambos continentes.

La cocina es un arte y el consumidor es la pincelada final para completar una obra perfecta.