Imagen del ensayo, ayer, en el Teatro Compac
Imagen del ensayo, ayer, en el Teatro Compac - maya balanyà
el verano de madrid

Vuelve «Madamme Butterfly»

La tragedia nipona de Giacomo Puccini regresa a la capital por todo lo alto. ABC asistió ayer al ensayo general

Actualizado:

Un par de geishas sueltan pétalos por la Gran Vía. De pronto, comienzan a alzar la voz. «Madamme Butterfly» ha llegado a la ciudad. Los viandantes miraban ayer sorprendidos cómo un grupo de intérpretes, con kimonos y sombrillas japonesas, cantaba ópera frente al TeatroCompac. Este espectáculo callejero forma parte de la presentación de la obra de Giacomo Puccini, que estará hasta el día 30 en cartelera para amenizar el verano madrileño.

La ópera cuenta la historia de una geisha que se enamora de un marino norteamericano.En Nagasaki dan rienda a su amor y, tras contraer matrimonio, él regresa a su país. Años después, vuelve a Japón con su nueva esposa para reclamar al hijo que la geisha ha dado a luz. El final trágico y esperado, se desvelará en el escenario. En un ensayo para la prensa, se pudo ver un adelanto de lo que hoy mismo estrenan en esta adaptación de la mano de Jesús Cordón, director general; Alejandro Jassan, director musical, y Belkys Domínguez, directora artística.

«Es uno de los títulos más emblemáticos del arte operístico», señaló Belkys, directora de la Compañía Estudio Lírico de Madrid, que ya se encargó de la adaptación de este drama en abril. Además, explicó que «el objetivo de la compañía es mantener el género operístico», pero sobre todo destaca su «labor educativa», ya que dan papeles protagónicos a los jóvenes intérpretes, algo no tan corriente hoy en día en el mundo de la ópera. Los actores tienen entre 25 y 45 años, y muchos han recibido prestigiosos premios, como es el caso del protagonista Moisés Molín, que interpreta a B. F. Pinkerton, el marino que enamora a Butterfly.

El tenor asturiano recibió este mes el primer galardón en la Zamboki International Competition of Vocal Arts en Jerusalén, y está muy contento de volver a interpretar este personaje. «Es una producción muy bonita, repetirla me permite crecer en el personaje: un marino que comete un error de juventud y tiene que vivir con las consecuencias toda su vida», explicó tras el ensayo.

Una ópera histórica

«Pinkerton representa lo que es la historia del sigloXX, de todos los países que en algún momento han sido poderosos y han conquistado otros países, creyendo que estaban por encima sin respetar sus tradiciones», dijo el tenor. Además, aprovechó para explicar que cuando Puccini estrenó la ópera no le hizo mucha gracia al público americano, así que decidió componer la música de «La fanciulla del West», que transcurre en California, para «compensar» a los estadounidenses.

El intérprete estará acompañado de un enorme equipo, ya que dos elencos serán los encargados de dar vida a Pinkerton y Madame Butterfly. Belkys Domínguez explicó que se hace así porque es una ópera «difícil, con mucha carga dramática y mucha fuerza».

Así lo reafirmó su protagonista masculino, que subrayó durante el ensayo que «si uno tiene oportunidad de ver dos o tres grandes óperas en la vida, ‘Madamme Butterfly’ debe ser una de ellas».