El dragón, de cuatro metros, es una de las esculturas vegetales más vistosas del Bosque Encantado
El dragón, de cuatro metros, es una de las esculturas vegetales más vistosas del Bosque Encantado - abc
san martín de valdeiglesias

Noche en el Bosque Encantado

Un jardín botánico único en Europa, con 340 esculturas vegetales, acoge un lujoso hotel donde la fantasía es real

Actualizado:

Érase una vez un bosque encantado a 75 kilómetros de la capital. Concretamente, en San Martín de Valdeiglesias. Un elefante, un dinosaurio, un pianista, un dragón de cuatro metros, el Quijote o The Beatles forman parte de las 340 esculturas vegetales que se ocultan entre las laberínticas calles de este jardín botánico, único en Europa. La exclusividad de este lugar ha propiciado que se haya convertido en un enclave de ocio de referencia por el que transitan una media de 50.000 visitantes al año. Y, desde ahora, a quienes no les baste con un paseo, también podrán dormir en el corazón de este singular vergel.

El recién estrenado hotel del Jardín Encantado cuenta con siete habitaciones temáticas, con hidromasaje y piscina natural climatizada. Los inquilinos de este singular alojamiento tienen la posibilidad de adentrarse en una de las 16 rutas nocturnas guiadas. COn linternas de colores los huéspedes podrán descubrir los misterios y las esculturas más espectaculares del bosque.

Cada una de las sendas comparten temática. Así, existe la ruta de la Prehistoria, con esculturas de dinosaurios; la del arte, en la que destaca el pianista; o la de los seres mitológicos, con ninfas y otros seres mágicos. No obstante, la más demandada es la ruta infantil, donde los niños podrán pasear entre Blancanieves o huir del lobo junto a Caperucita.

La mayoría de estas creaciones están confeccionadas a base de ligustrum, una especie vegetal que se caracteriza por su rápido crecimiento. Otras son de boj, un tipo de arbusto que se desarrolla con más lentitud. La base de todas ellas es una estructura de metal recubierta por los arbustos. Ocho maestros en el arte de la topiaria se dedican a cuidar las piezas y realizan podas cada semana.

Bonsáis centenarios

Además de las hermosas tallas, también se puede contemplar una colección de 110 bonsáis, alguno de ellos centenario. Igual de sorprendentes son las 200 variedades de cáctus, emplazados en un desierto rojizo simulado. En la tienda se pueden comprar algunas de estas especie exóticas, así como ejemplares de tillandsias, las plantas más longevas del planeta.

Su diseñador, Juan Antonio Pizarraya, se inspiró en la película de «Eduardo Manostijeras». Adquirió en 2011 una colina de viñas asilvestradas con más de 25.000 metros cuadrados de extensión y la transformó en este bosque animado que ahora está valorado en más de un millón y medio de euros. Pizarraya convirtió su sueño en este bosque donde la fantasía es real.