Varias chicas toman unas copas en la terraza de Warehouse Madrid de la calle Lagasca
Varias chicas toman unas copas en la terraza de Warehouse Madrid de la calle Lagasca - isabel permuy
el verano de madrid

El palacete más «cool» y natural

El barrio de Salamanca estrena el primer mercado gastronómico de origen con terraza chill-out

Actualizado:

Cuatro espacios a cual más cómodo y elegante. Comida y bebida de primera categoría, con origen certificado y todo en un antiguo palacete. Así es el «food market» de Warehouse Madrid, el nuevo «must» para los amantes de la gastronomía y el glamour, abierto este mes en el barrio de Salamanca. Un espacio que fusiona «eat in & take away» al ofrecer una restauración basada en gastronomía «prêt-à-manger» de calidad, con una tienda de venta al público de productos propios.

La idea que sigue este singular mercado es, según sus responsables, «ofrecer una experiencia diferente donde predomine la sencillez, lo natural, transmitiendo un concepto muy simple: son productos que llegan directamente al consumidor, "from farm to table" (de la granja a la mesa). Cada semana, recibimos una selección de productos frescos que pueden ser degustados tanto en el restaurante Zorita´s Kitchen como en la terraza».

El arte del «Slow Food»

La cocina de Zorita’s está basada en la materia prima y en el movimiento «Slow Food», interpretado y ejecutado por el jefe de cocina Juan Martínez, que se formó en Londres y ha trabajado en Nobu, Harvey Nichols, Mortons y Tom Atkins, así como en el restaurante Ramses y Tragaluz, entre otros.

Entre las delicias que prepara en Warehouse, destacan sus pappardelle de calabaza con torta de dehesa, la carpa Zorita del río Tormes con reducción al vino Syrah o el sashimi de presa ibérica con salsa de soja y sésamo. En cuanto a los postres, la selección incluye tarta de queso con mermelada de zanahoria, crumble con fruta de temporada y custard y, como estrella de la casa, las torrijas al estilo Warehouse.

Otro atractivo reclamo de este mercado es el «Fast Truck», un «container» donde se puede degustar la mejor «Street Food», que no es otra cosa que comida rápida pero saludable y cocinada con ingredientes naturales, como por ejemplo las tostas de parrillada de verduras y queso de cabra, o las rústicas (pizzas cerradas) de burrata y trufa.

También se pueden degustar unas suculentas hamburguesas al estilo Warehouse, de vaca morucha autóctona con queso de leche cruda de oveja, y una gran variedad de ensaladas y sándwiches.

Una copa al final del día

La terraza «chill out» es el lugar ideal para las noches de verano en este mercado, disfrutando de un ambiente «cool» y relajado, perfecto para tomar una copa al final del día junto a un jardín con viñas.

Y si el visitante quiere llevarse a casa un sabroso recuerdo, hay una tienda donde se pueden adquirir los mejores vinos y aceites de producción limitada, así como deliciosos quesos de leche cruda de oveja e ibéricos.