Galapagar

Una mujer secuestra a su hijo de 5 años e intenta matarlo con metanfetaminas

La Guardia Civil salvó al crío y a la madre «in extremis», dentro de un coche en la cuneta

Actualizado:

La Guardia Civil ha salvado otras dos vidas. En esta ocasión, la de una mujer (en proceso de divorcio) y su hijo de 5 años, al que pretendía dar la misma muerte que para sí misma, mediante la ingesta masiva de droga. El truculento suceso tuvo un buen final gracias a la rapidez de los agentes desplegados por la zona de la Sierra madrileña donde se desarrollaron los hechos.

Viernes, 9 de octubre. Un hombre de nacionalidad española y muy nervioso se presenta en el puesto del Instituto Armado en la localidad de Galapagar. Asegura a los agentes que su pareja no da señales de vida y que, aun peor, tampoco el hijo de ella, de apenas 5 años.

Carta de suicidio

El asunto es más grave todavía. Porque el hermano de la desaparecida, que responde a las iniciales Raquel R. N., también española y de 45 años, afirma que se ha personado en su vivienda. Yque allí ha encontrado una estremecedora carta en la que anunciaba su suicidio y que también mataría a su propio hijo, indicaron a este periódico fuentes policiales.

Inmediatamente, la práctica totalidad de las patrullas de los puestos de la zona se pusieron en marcha. Rastrearon kilómetros de parajes y carreteras, hasta que hallaron, aparcado en una cuneta, el vehículo de Raquel. Dentro, estaban ella y el crío. Los agentes practicaron la prueba de alcoholemia y el test de drogas a la mujer. Dio positivo en el segundo: había ingerido una dosis, aparentemente importante, de metanfetaminas. Yesa misma droga de diseño, peligrosísima, es la que, presuntamente, le había hecho tomar a su pequeño, con la finalidad de causar las dos muertes, precisaron a ABC las fuentes de la investigación.

El Summa-112 fue alertado y sus médicos, tras estabilizar al menor, lo trasladaron en helicóptero, urgentemente, al Hospital de La Paz. Tras comprobar que madre e hijo eran las mismas personas cuya desaparición había sido denunciada apenas cinco horas antes (fueron hallados a la una de la tarde), Raquel quedó arrestada. Se la acusa de un presunto delito de homicidio en grado de tentativa, con la agravante de parentesco. Es vecina de la localidad de Colmenarejo.

Madre e hijo se recuperan de los efectos del estupefaciente, conocido también como «speed» o «cristal».