Eduardo García se fuma un porro frente a la Policía Municipal de Arganzuela

La vida «porreta» de Eduardo García, el hijo díscolo del «señor Cuesta»

El actor de «Aquí no hay quien viva» y «La que se avecina» ha cambiado la televisión por YouTube, donde hace apología de las drogas, fuma marihuana con amigos e insulta a la Policía

Actualizado:

Eduardo García pasó por la historia de la televisión como el niño «gordito e impertinente» que sacaba de quicio a su padre, el «señor Cuesta», en la serie «Aquí no hay quien viva». «Josemi», como se llamaba su personaje en esa producción, pasó a ser «Fran» en la revisión que Mediaset hizo de la serie con «La que se avecina» y, de ahí, dio el salto al abismo profesional. Alejado de los platós desde hace años, el joven actor no solo ha cambiado de imagen. También lo ha hecho de hábitos y se ha convertido en objeto de «burla» en YouTube donde intenta labrase una nueva carrera musical en el mundo del rap.

«Dudu» es su nombre artístico en los vídeos, grabados en el barrio el que vive: Arganzuela. Allí se ha convertido en un «personaje» conocido por la Policía Nacional, a cuyos agentes insulta en sus composiciones musicales. En sus brazos lleva tatuado una pistola y un cerdo vestido con uniforme policial. Uno de los vídeos, el que encabeza esta información, se ha convertido en viral en pocas semanas.

«La puta tele solo quiere envenenar»

La letra de la canción tampoco tiene desperdicio. «Voy volado», asegura al principio el «rapero», que continúa afirmando que «se la suda lo que puedan pensar», y añade «jodidos maricones» mientras graba imágenes a un policía de manera ilegal. «No llegáis al nivel y os creéis Capone», añade en referencia a los agentes. Además, el niño que se hizo famoso gracias a las series, critica el medio que le dio la fama cantando «la puta tele solo quiere envenenar». También es muy activo en Twitter, donde no esconde que «fuma porros»:

El dúo cuenta también con la participación de un joven llamado «Chaflex», que asegura en la canción que «se considera un modelo a seguir, lleno de ácido, la dieta del hachís, todo el día pedo…» y la cosa continúa sin entenderse demasiado a qué hace referencia, y subrayando que él y su hermano Dudu «rulan por el barrio apestando a hierba», mientras se jactan fumándose un porro frente a la sede de la Policía Municipal de Arganzuela.