El interio de la cafetería del Edificio Nuevo del Museo Reina Sofía
El interio de la cafetería del Edificio Nuevo del Museo Reina Sofía - abc
inspección del trabajo

Abren un expediente sancionador contra la empresa de la cafetería del Reina Sofía

Los empleados trabajan en un habitáculo húmedo, con el suelo lleno de cartones para no resbalarse, sin extractor de humos y con el desagüe atascado de manera permanente

Actualizado:

Una denuncia de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha provocado que la Inspección de Trabajo abra un expediente e inicie procedimiento sancionador contra la empresa Tamar las Arenas, encargada de explotar la cafetería del Museo Reina Sofía, ha informado CSIF en un comunicado.

Según ha señalado el sindicato, las supuestas «inadecuadas condiciones de trabajo de los empleados, que tienen que desempeñar sus funciones en un habitáculo constantemente húmedo, con el suelo lleno de cartones para no resbalarse, sin extractor de humos y con el desagüe atascado de manera permanente, han sido las causas que han motivado el inicio de este procedimiento».

La Inspección de Trabajo ha acreditado en un oficio que la empresa Tamar Las Arenas no ha evaluado los riesgos específicos del centro de trabajo, por lo que procede a levantar acta de infracción sin perjuicio de que se practique requerimiento para que la empresa valore los riesgos de actividades en el centro de trabajo. Asimismo, se requiere a la empresa para que subsane las deficiencias por humedad que constan en la evaluación de riesgos realizada.

Los trabajadores afectados, afiliados a CSIF, acudieron a este sindicato para comunicar las penosas condiciones en las que desarrollan su actividad diaria en la única cafetería del Reina Sofía, a la que acuden a diario cientos de personas y los trabajadores de este centro.

Seis deficiencias detectadas

CSIF Empresa Privada de Madrid presentó un escrito con hasta seis deficiencias detectadas que afectan a los empleados de la cafetería y que, por extensión, pueden perjudicar también a los funcionarios del Museo. Ello motivó la visita de la Inspección de Trabajo para realizar un examen visual de las instalaciones. Una semana más tarde, el 6 de mayo, compareció la empresa Tamar y el responsable del servicio de prevención del Museo.

Tras comprobar que la evaluación de riesgos realizada por la empresa con posterioridad a la primera visita de los inspectores no contemplaba algunos de los riesgos específicos de denunciados, la Inspección procedió a iniciar procedimiento sancionador contra Tamar, sin perjuicio del pertinente requerimiento para subsanar las deficiencias detectadas.