Así luce Sol en la tarde la jornada de reflexión - EFE

El 15-M intenta sin éxito concentrarse en Sol durante la jornada de reflexión

Pese a que anoche se frustró su reunión, el movimiento ha mantenido la convocatoria para esta tarde, secundada por apenas una decena de personas

Actualizado:

Una decena de personas ha secundado este sábado la convocatoria del Movimiento 15M en la Puerta del Sol a las 20.00 horas, coincidiendo con la jornada de reflexión y a pesar de que la Junta Electoral de Madrid había declarado ilegal esta concentración.

Los manifestantes han recorrido la plaza rodeados en todo momento por decenas de policías nacionales que les iban custodiando y que en algunos casos les han pedido la documentación. Hasta el momento, la concentración se está desarrollando de forma pacífica y los manifestantes han coreado gritos como «La voz del pueblo no es ilegal», «Basta ya de estado policial» o «Reflexionando, lo, lo, lo».

Los manifestantes han llamado la atención de numerosos turistas y curiosos que se acercaban a observar qué ocurría en la Puerta del Sol, donde se ha congregado un gran número periodistas y reporteros gráficos y la Policía Nacional, que ha desplegado catorce furgones.

Esta protesta se produce después de otra convocatoria frustrada del Movimiento 15M la pasada medianoche en el mismo lugar. Un total de ocho furgones policiales con sus respectivas dotaciones se habían instalado alrededor de las 22.00 horas en la entrada a la plaza entre las calles de Alcalá y la Carrera de San Jerónimo. Alrededor de las 23.00 sus efectivos se distribuyeron en esa zona de la Puerta del Sol intentando crear una especie de cordón policial disuasorio e identificando a varias personas que transitaban por el lugar y que se detenían por curiosidad ante el despliegue policial.

Algún que otro oportunista megáfono en mano que consiguió crear un corrillo de una decena de personas y la sonrisa cómplice de los turistas que copaban los bares de la plaza y aledaños, contribuyeron a dar cierta sensación de extraordinario a lo que no dejaba de ser el tránsito habitual de la noche de cualquier viernes por el lugar.

El Movimiento del 15M había mantenido la convocatoria ante la «absurda» prohibición de este tipo de actos por parte de la Junta Electoral Provincial de Madrid, al considerar que la jornada de reflexión no impide ejercer el derecho de reunión y reflexionar de manera pública y colectiva.

Las redes sociales dejaron en esta ocasión su gran poder de convocatoria en manos de los actos de cierre de campaña y en la ilusión de que sus aspirantes a cargos municipales y autonómicos vean refrendados en las urnas aquellas ideas que surgieron hace ya cuatro años de las concentraciones del Movimiento 15M en la emblemática Puerta del Sol de la capital del Estado.