Entierro de los siete pilotos de la Legión Cóndor en el cementerio de la Almudena
Entierro de los siete pilotos de la Legión Cóndor en el cementerio de la Almudena - abc
curiosidades de madrid

Los pilotos de Hitler que descansan en el cementerio de la Almudena

En 1942, siete miembros de la Legión Cóndor fueron enterrados «envueltos en la bandera española, con la cruz gamada y sobre ellos el casco de campaña», según narra la crónica de ABC

Actualizado:

Un rectángulo de unos cuarenta metros, ubicado a espaldas de la capilla del cementerio de la Almudena, es el último reducto de la Legión Cóndor en Madrid. En tal espacio descansan los restos de ocho pilotos de la aviación nazi que, durante la Guerra Civil, combatieron junto al Ejército Nacional desde el cielo de la capital. «Envueltos en la bandera española, con la cruz gamada y sobre ellos el casco de campaña» recibieron sepultura, según la crónica de ABC, el 3 de julio de 1942.

Los nombres de Heinz Lignitz, Joseff Ullmann, Johann Seitz, August Heyer, Leo Falck, Georg Übelhack, Walter Brotzmann y Helmut Felix Bolz -superviviente del conflicto y enterrado junto a sus compañeros en 1967 por deseo propio-, personalizan unas lápidas que, objeto de interesadas y polarizadas consideraciones, resisten al tiempo y a la controversia ideológica que suscitan.

El acto de homenaje a los caídos de la Legión Cóndor durante la Guerra Civil se celebró entre una gran expectación y solemnidad, según desarrolla el escrito de ABC para tal caso. Al entierro acudieron el embajador alemán Eberhard Von Stohrer; el ministro del Aire, el general Juan Vigón; y el alcalde de Madrid, Alberto Alcocer, entre otras personalidades. Sobre el significado de la ceremonia, Von Stohrer destacó «el espíritu de hermandad que existe entre los Ejércitos español y alemán»; y recordó cómo Alemania «luchó unida al Ejército español para combatir al enemigo común, y hoy, en los campos de Rusia, la gloriosa División Azul lucha brillantemente al lado de las tropas alemanas para arrollar al comunismo».

Retirada de la placa en 2012

Precisamente el recuerdo a los muertos de la División Azul en el cementerio de la Almudena, así como a los pilotos de la Legión Cóndor y a los caídos en el Cuartel de la Montaña, generaron un debate político en el Ayuntamiento de Madrid que acabó con la retirada de la placa que presidía las tumbas. Fue la propia embajada alemana quien, en 2012, se encargó de eliminar el volumen de piedra que contenía la inscripción «Aviadores alemanes muertos por Dios y por España; ¡¡¡Presentes!!!».

En un breve resumen sobre el manido cruce de declaraciones y acusaciones sobre este pasaje de la historia de España, el PP madrileño invitó al PSM, que solicitó acabar con esos símbolos «del totalitarismo y la división entre españoles», a que «aprendiera de los alemanes la lección de lo que es la reconciliación nacional y con el propio pasado». Una vez rechazada la propuesta socialista, dicha formación acudió directamente al gobierno alemán, que en su caso sí estimó oportuno retirar tiempo después la placa en memoria de los aviadores nazis.