Sobre estas líneas, a la izquierda, la actriz Cayetana Guillén Cuervo junto a la puerta de entrada al ministerio secreto. A la derecha, una pareja inmortaliza el escenario
Sobre estas líneas, a la izquierda, la actriz Cayetana Guillén Cuervo junto a la puerta de entrada al ministerio secreto. A la derecha, una pareja inmortaliza el escenario - tve/isabel permuy

«El Ministerio del Tiempo» resucita del olvido al Palacio de Sueca

La serie convierte el portón de la plaza del Duque de Alba en un nuevo punto turístico

Actualizado:

Los dos establecimientos hosteleros que hacen esquina en la plaza del Duque de Alba se han convertido en testigos de cómo ha nacido un nuevo punto de interés turístico en la ciudad. Desde el pasado mes de febrero, decenas de personas inmortalizan su estampa dejando atrás el portón de entrada del olvidado y maltratado Palacio de Sueca. A través de él se accede a un lugar secreto en la serie de ciencia ficción española « El Ministerio del Tiempo», que en menos de dos meses cuenta con numerosos fans.

«Todos los días hay gente haciéndose fotos y selfies. Ya lo vemos como algo normal», reconoce una de los trabajadoras de estos locales. A la plaza llegan «ministerófilos» de otras ciudades españolas, como se puede comprobar en las redes sociales. Sus seguidores hasta organizan quedadas en la plaza. «Ahora quiero ir a Madrid para sacarme la foto de rigor frente a la puerta del Ministerio del Tiempo... #LaNecesitoYa», publicaba ayer en Twitter @mLadyLazarus. El 20 de marzo, @javierpmar decía: «Pues iba a hacerme hoy la foto en la puerta del Ministerio del Tiempo y he pasado y había dos yonquis discutiendo. Mejor en otro momento».

El Ayuntamiento, propietario del inmueble por expropiación desde 1999, no ha conseguido revitalizar ni recuperar para los ciudadanos esta edificación que cuenta con la máxima protección dentro de la clasificación municipal de Bienes Protegidos, pero esta serie televisiva lo ha resucitado del olvido.

Una joya menospreciada

En este palacio del siglo XVIII vivieron desde 1797 el mandatario y generalísimo Manuel Godoy y su esposa, María Teresa de Borbón y Vallabriga, condesa de Chinchón, Duquesa de Sueca, e hija del Infante Don Luis de Borbón, hermano de Carlos III. El poderoso matrimonio poseía también el palacio de su padre en Boadilla del Monte –que a diferencia del madrileño está siendo restaurado por el Gobierno municipal (PP) desde 2013–.

La situación actual del Palacio de Sueca, al margen del interés suscitado por la serie, sigue siendo la de abandono. Los últimos tres gobiernos del Partido Popular lo han intentado reconvertir en viviendas para jóvenes, en biblioteca, también en sede del Área de Asuntos Sociales. Incluso lo ha llegado a subastar sin que nadie pujara por él. Según informan desde la asociación Madrid Ciudadanía y Patrimonio, el último intento de resucitarlo con un plan de viviendas incumplía los fundamentos de la expropiación.Entonces, algunos expropietarios solicitaron la recuperación de la propiedad –2007–.

Futuro incierto

En 2009 los tribunales fallaron a favor de los reversionistas, pero la sentencia –que aún no es firme– fue recurrida por la administración local, así que todavía sigue siendo dueña de este inmueble en decadencia. En abril de 2013, el Consistorio declaró su estado de ruina inminente y con ello justificaba parte de su derribo, pero la Justicia lo paralizó el mismo verano de ese año, cuando tenía pensado ejecutarse.

También dificultó la labor de dar algún uso a este palacio la resistencia de una inquilina a abandonar su casa, fonde nació y vivió más de 90 años. Aguantó el pulso al Ayuntamiento hasta que murió. Adía de hoy, desde el Área de Urbanismo no pueden especificar qué futuro proyectan para el mismo.