El mercado de Legazpi
El mercado de Legazpi - josé ramón ladra

El mercado de Legazpi será centro deportivo, cultural y comercial

Su construcción y explotación saldrá a concurso y generará mil puestos de trabajo

Actualizado:

El a ntiguo Mercado de Frutas y Verduras de Legazpi será recuperado y convertido en un edificio dotacional: mercado de interés turístico, centro deportivo y espacio cultural del Ayuntamiento de Madrid, además de zona comercial. La iniciativa incluye adecuar la edificación existente, pero respetando su volumetría porque es un edificio protegido. El Consistorio va a sacar a concurso la construcción y explotación, en régimen de concesión de obra, de este nuevo edificio dotacional y su zona comercial.

La iniciativa sale ahora a información pública. Se persigue que promotores privados presenten sus ofertas para construir, y luego explotar, los usos que se pretenden desarrollar en este ámbito: un mercado municipal alimentario de interés turístico, un centro deportivo y un espacio cultural, junto con una zona comercial que se podrá abrir como uso asociado.

Además, se construirá un aparcamiento subterráneo, con capacidad para 809 plazas, con cuatro plantas bajo rasante en la zona central del edificio. Ahí estacionarán tanto los usuarios de la dotación como los de la zona comercial. Las rampas de acceso y salida estarán en las calles Maestro Arbós y Vado de Santa Catalina. En la planta baja, se practicará un nuevo acceso peatonal que conectará la zona central con el parque Madrid Río.

El antiguo Mercado de Frutas y Verduras de Legazpi es obra de Francisco Javier Ferrero Llusiá, realizado en 1935, y constituye uno de los ejemplos más claros del «racionalismo madrileño». Dejó de utilizarse en los años 70, y entonces llegaron allí servicios municipales como las sedes sindicales, el Samur o el almacén de Villa.

El edificio del antiguo mercado tiene un nivel 2 de protección –grado estructural–. Las obras que se permiten realizar son: la apertura de huecos en los forjados, según los originariamente existentes en el edificio; ampliación para cubrir la calle central de la segunda planta; la adaptación volumétrica con el nuevo edificio en la parcela terciaria; y la cubrición del patio.

54 millones de inversión

También se permitirá sustituir el cerramiento de la fachada, siempre que el nuevo esté en consonancia con el entorno. La edificabilidad máxima será de 41.500 metros cuadrados, de los que 16.800 son del mercado alimentario, 7,500 van para el centro deportivo, 1.750 para el espacio cultural con biblioteca, y 8.000 para la zona comercial.

La inversión total prevista en esta adaptación del antiguo mercado es de 53,9 millones de euros. Tras el periodo de información pública, se iniciará la licitación por concurso abierto, para adjudicar el contrato de construcción y explotación del edificio dotacional. La concesión se realizará por un plazo de 40 años. Al finalizar la concesión, todo revertirá al Ayuntamiento.

El proyecto de rehabilitación tendrá que aprobarlo la Comisión de Protección del Patrimonio Histórico. Se estima que esta iniciativa generará 250 puestos de trabajo durante la fase de construcción, y 750 durante la explotación.