Juan Barranco, en el último comité regional del PSM
Juan Barranco, en el último comité regional del PSM - josé alfonso
Madrid/

El exalcalde socialista Juan Barranco se despide de la política madrileña

Su renuncia implica la dimisión como vicepresidente de la Asamblea de Madrid, de su escaño de diputado regional y de la presidencia del PSM

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

«Yo también me voy». No sabemos en quién más estaría pensando pero el exalcalde socialista de Madrid, Juan Barranco, ha anunciado esta mañana que abandona todos sus cargos políticos lo que implica la dimisión como vicepresidente de la Asamblea de Madrid y su escaño de diputado regional. También significa la despedida de la presidencia del Partido de los Socialistas de Madrid (PSM), que lideraba desde el año 2012.

«Tengo muchos años», ha dado como motivo de su adios este político, de 67 años, que fue regidor de la capital entre desde enero de 1986 a junio de 1989, tras perder el bastón de mando por una moción de censura entre PP y CDS.

Juan Barranco se ha despedido de la política institucional (seguirá como militante) en el homenaje celebrado esta mañana en el cementerio de La Almundena en honor a su mentor, el alcalde Enrique Tierno Galván. «Mi tiempo ha pasado», ha dicho Barranco junto a la tumba del «viejo profesor».

En un acto, al que han asistido poco menos de un centenar de personas, el secretario general de los socialistas madrileños, Tomás Gómez, ha propuesto a Pedro Zerolo como nuevo presidente de los socialistas madrileños.

En el camposanto madrileño también han estado presentes el candidato a la Alcaldía madrileña, Antonio Miguel Carmona, y el portavoz del Grupo Municipal del Ayuntamiento de Madrid, Jaime Lissatzky.

Juan Antonio Barranco Gallardo ha dicho ser «un enamorado de la política». Y sus más de 40 de años de su vida dedicados a este ámbito lo demuestran. Sin embargo, ha decidido que «es tiempo de dejar paso a las nuevas generaciones». Su renuncia, que se hará efectiva antes de que acabe la legislatura.