Entrada principal del Valle de los Caídos
Entrada principal del Valle de los Caídos - ABC

El Valle de los Caídos sólo se modificará si hay «consenso político y social»

Asegura que la identificación individualizada de las víctimas inhumadas en el recinto es imposible por el deterioro interno de criptas y columbarios

Actualizado:

El Ejecutivo de Mariano Rajoy ha asegurado que únicamente modificará la situación del Valle de los Caídos si existe «el necesario consenso político y social». Así ha respondido a las distintas demandas que solicitan la identificación de las víctimas inhumadas en el recinto. Un asunto sobre el que el Gobierno de la Nación recalca que es «imprescindible trabajar de forma cuidadosa y desde el consenso», para que se respete su «recuerdo», pero sin «que se reabran innecesariamente viejas heridas y sin que se resquebraje la reconciliación entre españoles».

Así lo asegura el Ejecutivo en la respuesta que ha remitido al diputado de Amaiur, Jon Iñarritu, sobre el futuro de la basílica que alberga los restos mortales del fundador de Falange, José Antonio Primo de Rivera, y del dictador Francisco Franco, de cuyas muertes se cumplieron el pasado 20 de noviembre 78 y 39 años, respectivamente.

«La posición del Gobierno en todo lo relacionado con el Valle de los Caídos es la de actuar solamente si existe el necesario consenso político y social», expone el Ejecutivo que, por otra parte, subraya que «en ausencia de dicho consenso», ha cumplido con lo previsto en la ley. Moncloa también pone el énfasis en que el Gobierno ha respondido a su obligación de detener el deterioro del citado conjunto monumental y de proceder al mantenimiento preventivo del mismo y que, además, lo está haciendo "en un marco de restricciones presupuestarias" y en línea con las recomendaciones del Comité de Expertos que creó el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

Imposible identificar a las víctimas

Respecto a las víctimas inhumadas en el recinto, apunta que se han realizado diversos informes técnicos, el último de la ya citada comisión de expertos, en los que se señala que el deterioro interno de criptas y columbarios, como consecuencia de las filtraciones, humedades y estrés térmico, «imposibilita la identificación individualizada» de los restos de las víctimas inhumadas en el Valle de los Caídos.

También alude a que esos informes «alertan sobre la existencia de cuestiones jurídicas debido a intereses contrapuestos en algunas de las familias reclamantes» y remarca que la propia comisión de expertos auspiciada por el gobierno anterior «recomendó que se estableciera la necesidad del consentimiento de todas las familias de los enterrados en un mismo columbario antes de iniciar cualquier actuación en relación a los restos».