Aspecto del rostro del herido
Aspecto del rostro del herido - ABC
sucesos

Un grupo de nazis asaltan a un chileno por la espalda y luego le patean en Tetuán

Los agresores son los okupas del «Hogar social» que han convertido la zona en un polvorín. El herido, muerto de miedo, no ha denunciado

Actualizado:

El polvorín que se ha creado en el distrito de Tetuán, a raíz de la okupación de varios jóvenes de ideología nazi del autodenominado «Centro Social Ramiro de Ledesma», estalló este martes pasado de forma violenta, como temía la Policía y los vecinos de este distrito, habitado por numerosos inmigrantes caribeños.

En este caso los hechos se produjeron en torno a las 21 o 22 horas cuando un vecino de 22 años y origen chileno que transitaba cerca del «Hogar Social» -creado, según estos ultras para ayudar a los españoles- en las inmediaciones de su sede, en la calle de Juan de Olías, fue rodeado por un grupo integrado por cuatro o cinco neonazis.

Además de asaltarle por detrás, le agredieron de forma brutal ya que le tiraron al suelo y le apalearon, según explicaron en una nota la Asamblea Popular de Tetuán, integrada por residentes del distrito.

El joven, que sufrió importantes lesiones en el rostro, brazo y costados a causa de la brutal paliza recibida, está muerto de miedo, por lo que ni siquiera ha denunciado los hechos en comisaría. Acudió a un centro sanitario en donde le diagnosticaron contusión facial y costal, indicaron las mismas fuentes.

«Le amenazaron de muerte»

El lunes se produjo otro intento de ataque, que, por suerte, fue frustrado ya que el joven al que perseguían para agredirle se refugió en un comercio. No obstante, le amenaron de muerte.

«¡Fuera nazis y racistas de nuestros barrios!»Desde que el pasado 17 de agosto se hiciera pública la ocupación del número 11-13 de la calle Juan de Olías por parte de un grupo de ideología y militancia nazi, la inquietud no ha parado de crecer en el barrio ante el rosario de actitudes racistas y violentas en Tetuán.

«Los vecinos del distrito teníamos la certeza de que tras las palabras civilizadas de estos nazis ante los medios de comunicación sólo había burda propaganda. Después de esta agresión, queremos manifestar la urgencia absoluta de que salgan de nuestro barrio y la determinación del vecindario por conseguirlo», precisa la Asamblea. La nota concluye: «¡Fuera nazis y racistas de nuestros barrios!»