Las cocheras del metro de Reina Victoria
Las cocheras del metro de Reina Victoria - ernesto agudo

Piden que conviertan en un museo las cocheras del metro de Reina Victoria

La Sociedad de Amigos del Metro recoge firmas para que el Ayuntamiento las declare Bien de Interés Cultural

s. l.
Actualizado:

La Sociedad de Amigos del Metro y los Tranvías Históricos de Madrid (Sametrahm) advierte del peligro de desaparición de las históricas cocheras de metro de Reina Victoria, inauguradas en 1919, después de que Metro «haya formalizado su pretensión de vender los terrenos para la construcción de viviendas».

Con el fin de preservarlas, la entidad había solicitado en cuatro ocasiones a la Dirección General de Patrimonio de la Comunidad de Madrid su declaración de Bien de Interés Cultural (BIC), la última en diciembre de 2012, sin que hasta la fecha haya obtenido ninguna respuesta de este organismo, ha lamentado hoy el presidente de Sametrahm, Alberto Corral, en un comunicado remitido.

Las primeras cocheras de metro construidas en España podrían desaparecer si el Ayuntamiento de Madrid no modifica el Plan Especial de Urbanismo previsto para el ámbito, y que supondría su soterramiento para la construcción de viviendas y zonas verdes, cuando «a menos de 200 metros hay un inmenso parque cerrado desde hace una década», afirman desde la asociación. El Consistorio, según la Sociedad de Amigos del Metro, pretende dar luz verde a un proyecto que «ni respeta ni integra» las históricas cocheras de la avenida de la Reina Victoria, en la glorieta de Cuatro Caminos.

Las históricas cocheras fueron ampliadas tras la Guerra Civil hasta ocupar los actuales 35.000 metros cuadrados que Metro de Madrid quiere enajenar. Las cocheras son uno de los más brillantes ejemplos de arquitectura industrial ferroviaria del primer tercio del siglo XX, en opinión de Sametrahm, y deben su diseño al arquitecto Antonio Palacios (autor del Palacio de Cibeles –antigua Palacio de Comunicaciones– o el Círculo de Bellas Artes) y al ingeniero Miguel de Otamendi, cofundador del metro madrileño.

Mil firmas para que sea un museo

La Sociedad de Amigos del Metro pretende que el Ayuntamiento modifique dicho Plan Especial para, sin reducir el espacio destinado a viviendas, se puedan preservar las históricas cocheras que la entidad, asimismo, plantea sean la sede del Museo del Metro Histórico de Madrid. «Las cocheras de Reina Victoria serían el lugar idóneo para acoger el museo; un recinto céntrico y espacioso donde albergar y exponer la treintena de vagones históricos que Metro de Madrid aún preserva», argumenta Corral.

La entidad ha recogido hasta ahora más de mil firmas de ciudadanos para que las instituciones preserven las cocheras y en apoyo de su proyecto. Las cocheras históricas del Metro en Cuatro Caminos fueron inauguradas el 17 de octubre de 1919, fecha de la apertura del servicio del Metro de Madrid por el rey Alfonso XIII.

Destinadas a dar albergue, mantenimiento y reparación de los 21 coches que en sus comienzos prestaban servicio en el Metro de Madrid, contaban además con una nave de talleres y un almacén de maquinaria y recambios.