El 77,7 % de los madrileños con menos de 30 años todavía no se ha emancipado
Un joven madrileño hace la mudanza - rafael carmona

El 77,7 % de los madrileños con menos de 30 años todavía no se ha emancipado

Sólo ha logrado establecerse en un hogar independiente el 7,2 por ciento de las personas de 16 a 24 años

Actualizado:

El 77,7 por ciento de los madrileños menores de 30 años no se ha emancipado todavía y continúan residiendo en su hogar de origen. A nivel estatal, esta cifra es idéntica, y es la proporción más alta de los últimos años, mientras que el colectivo que más ha visto truncados sus proyectos para independizarse han sido los jóvenes de entre 16 y 24 años.

En la actualidad, solo ha logrado establecerse en un hogar independiente el 7,2 por ciento de las personas de 16 a 24 años y el 17,5 por ciento de los hombres menores de 30 años, porcentaje que asciende al 27,1 por ciento en el caso de las mujeres, según los datos del Observatorio de Emancipación del Consejo de la Juventud de España (CJE) correspondiente al primer trimestre de 2014.

Los menores de 30 años emancipados en España suman un total de 1.506.240, un 22,3 por ciento del total, lo que supone un descenso interanual de más de siete puntos. En el intervalo de edad entre 30 y 34 años la tasa de emancipación es del 74,5 por ciento, con un total de 2.536.377 personas y una bajada de más de seis puntos en el último año.

Además, en el primer trimestre de 2014, el 41,9 por ciento de las personas menores de treinta años no participa en el mercado laboral, la tasa de empleo se mantiene por debajo del 34 por ciento y la tasa de paro, pese a ser menor que la de hace un año, alcanza el 41,9 por ciento, especialmente entre la población de 16 a 24 años. El 28,1 por ciento de los jóvenes menores de treinta años con empleo tiene jornadas a tiempo parcial y solo el 28,8 por ciento lleva más de tres años en la empresa actual.

El 54,9 por ciento de las personas asalariadas en esa franja de edad, que no cursa estudios, está realizando un trabajo que requiere un nivel inferior de cualificación al que tiene, algo que es más común entre las mujeres jóvenes. La precarización ha aumentado en los últimos doce meses tres puntos, del 46,6 por ciento al 49,6 por ciento.

Un 25% no tiene experiencia laboral

En el primer trimestre del año una de cada cuatro personas en paro no tiene ningún tipo de experiencia laboral previa y la incidencia del desempleo de larga duración ha aumentado en todas las franjas de edad.

El salario medio de una persona de menos de 30 años ocupada se ha mantenido estable en el último año y es de 11.858,44 euros anuales, aunque los ingresos medios de un hogar compuesto por esta franja de edad es 1,67 por ciento menos que el año pasado.

Sin embargo, el 66,2 por ciento de las personas de entre 16 y 29 años no tiene salario alguno, de ellos el 60,6 por ciento no poseen ingresos ordinarios y el 19,3 por ciento de los hogares compuestos por menores de 30 años no tiene a ninguno de sus miembros ocupados.