El sector del taxi exige paradas en Serrano, Sol, Gran Vía y Avenida de América
En el kilómetro y medio de la Gran Vía no existe una sola parada de taxis. El usuario tiene que esperar a su paso para coger el servicio - isabel permuy

El sector del taxi exige paradas en Serrano, Sol, Gran Vía y Avenida de América

Quieren así que se contamine menos la ciudad y facilitar el servicio al usuario en calles importantes

tatiana g. rivas
Actualizado:

Las dos asociaciones mayoritarias del taxi en Madrid, La Gremial y la Federación Profesional del Taxi (FPT), exigen al Ayuntamiento la instalación de cuatro nuevas paradas en ubicaciones, a su juicio, necesarias para los usuarios. Piden tener un hueco en la calle Serrano, la Puerta del Sol, Gran Vía y recuperar su antigua estación en el intercambiador de avenida de América.

Uno de los espacios públicos que reclaman con «urgencia» es Serrano. «No nos vale que nos coloquen en calles perpendiculares o paralelas donde el cliente no nos ve fácilmente», manifiesta Julio Moreno, presidente de la Gremial. «El Ayuntamiento se comprometió a colocar tres paradas para taxis a lo largo de la calle Serrano en el tramo que discurre entre María de Molina y la Puerta de Alcalá cuando terminaran las obras de los aparcamientos. Han pasado tres años y seguimos esperando», añade Mariano Sánchez, máximo dirigente de FPT.

La semana pasada solicitaron al Área de Movilidad que se volviera a instalar la parada de taxis del intercambiador de avenida de América en su antigua ubicación. «La gente estaba familiarizada con ella. Ahora no saben dónde se encuentra», explican.

Ahorro de combustible

Para el sector es «importante» tener una estación en la Puerta del Sol que, pese a encontrar siempre este servicio junto a la Real Casa de Correos, no cuentan con una parada fija como antes; también a lo largo del kilómetro y medio de la Gran Vía. «No entendemos que en esta arteria continúe sin existir una sola parada. Es una anarquía absoluta», destaca Sánchez.

El sector apremia al Ejecutivo de Ana Botella a colocar las paradas para «contaminar menos la ciudad», ahorrar en combustible y facilitar el servicio a turistas y madrileños. «No es lo mismo estar parado que estar dando vueltas y contaminando más», opina el presidente de FPT.

Reclamación vecinal

Los vecinos del Barrio de Universidad, a los que afecta el tramo de Gran Vía que discurre entre Callao y plaza de España, consideran que no es necesario establecer paradas de taxi en su zona. «Con tantos autobuses y sin haber plazas de aparcamiento lo veo complicado. No es algo necesario», manifiesta la presidenta de Acibu Isabel Rodríguez.

Hilario Alfaro, presidente de la Asociación de Comerciantes del Barrio de Salamanca, expresa que los clientes no se quejan por la imposibilidad de encontrar taxi en la zona.