El Canal de Isabel II lleva agua potable a un millón de personas en todo el mundo
Presa construida en Etiopía gracias al Canal Voluntarios - abc

El Canal de Isabel II lleva agua potable a un millón de personas en todo el mundo

El Canal Voluntarios comenzó a funcionar en 2007

Actualizado:

Más de un centenar de empleados de Canal de Isabel II Gestión participan desde 2007 en proyectos de abastecimiento y saneamiento en zonas afectadas por catástrofes naturales y humanitarias. Durante un mes, y junto con Bomberos Unidos Sin Fronteras, los voluntarios muestran en la Puerta del Sol los resultados de sus acciones, de las que ya se han beneficiado más de un millón de personas en todo el mundo, según ha informado el Canal a través de un comunicado.

«No es nada nuevo incidir en que abrir un grifo y que salga agua es un privilegio diario que ya consideramos natural, y que no lo es», se asegura desde el Canal. Según un reciente informe de Unicef, «768 millones de personas en el mundo carecen de acceso al agua potable, y 1.400 niños menores de 5 años mueren al día por enfermedades relacionadas con esta carencia».

Precisamente con idea de paliar dicha situación nació en 2007 el programa de voluntariado de Canal de Isabel II Gestión con el que, en colaboración con distintas ONG, la empresa ha ido facilitando el acceso al agua potable y al saneamiento a más de un millón de personas en todo el mundo (más de 780.000 beneficiarios indirectos y 300.000 directos).

En muchos casos, las actuaciones de Canal Voluntarios suponen un cambio total en la vida de las poblaciones: posibilidad de nuevos cultivos gracias a sistemas de regadío, mejora en la higiene, introducción de nuevos hábitos sanitarios, o, por ejemplo, «que muchas mujeres y niños ya no tengan que desplazarse a varios kilómetros de distancia para traer agua». Así ha arrancado la campaña «Agua Solidaria», que fue presentada por el consejero de Presidencia, Justicia y Portavoz del Gobierno regional y presidente de Canal de Isabel II Gestión, Salvador Victoria.

Una presa en Etiopía

Uno de los ejemplos de este programa es la construcción de una presa en la región etíope de Wruko, donde no existía ningún recurso acuífero, por lo que la población (especialmente mujeres y niños) tenía que recorrer a pie muchos kilómetros cargando con los contenedores llenos de agua para su consumo.

A pesar de que las lluvias eran muy abundantes en un corto periodo de tiempo del año, las sequías posteriores eran prolongadas, y no había posibilidad de recoger esta agua de lluvia ni para suministrar agua a la población ni para usos agrarios y ganaderos.

Tras visitar la zona en para su estudio en octubre de 2012, Canal Voluntarios diseñó un proyecto para la construcción de una presa de 56 metros de largo y 8 de altura y la perforación de varios pozos en algunas de las casas para ser compartidos por 5 familias cada uno. No solo se garantizó el abastecimiento de agua, sino una alimentación adecuada en una zona donde la mortalidad infantil por malnutrición sigue siendo una lacra.