Doce jóvenes asaltan un chino y se llevan bebidas, comida y la caja
Un comercio regentado por una oriental, en una imagen de archivo - abc

Doce jóvenes asaltan un chino y se llevan bebidas, comida y la caja

Con varias navajas intimidaron al tendero y arrasaron el local. Algunos eran menores

Actualizado:

La oleada de asaltos que sufren los comerciantes chinos, denunciada por ABC, no cesa. El pasado sábado por la noche, un tendero fue herido grave. Ahora, el responsable de una tienda, al que todos llaman Quirón denunció en la comisaría de Moratalaz el multitudinario asalto que sufrió por parte de un grupo de jóvenes un sábado por la tarde. El montante del botín no fue muy importante, pero el susto y la impotencia se han apoderado del tendero.

El suceso, según explicó a ABC un amigo de la víctima, se produjo al anochecer, cuando dos o tres jóvenes mayores de edad entraron al establecimiento y se dirigieron al mostrador, en donde estaba solo el encargado. A continuación, entró un nutrido grupo de más de una decena de chavales, muchos de ellos menores, quienes se pusieron a revolver entre las estanterías.

Los cabecillas del grupo, después de entretenerle, solicitándole distintos productos situados en las inmediaciones para que los menores campasen a sus anchas, sacaron las armas blancas que portaban para intimidarle. El pobre hombre que apenas lleva un año al cargo del comercio y no domina bien el castellano, impotente y sin poder hacer nada ante los cacos, tuvo que contemplar como los delincuentes se llevaban cajas enteras de latas de cerveza, de refrescos y diversos productos para acompañar: patatas fritas, aperitivos, bollería... en definitiva, todo cuanto quisieron y, cargados con el botín, se marcharon, con total impunidad.

200 euros de recaudación

Sin embargo, el episodio no quedó ahí. Los que iban armados con navajas le exigieron al tendero la recaudación de la caja, unos 100 o 200 euros, aproximadamente, tras lo cual, abandonaron el establecimiento tan tranquilos, ante el estupor de la víctima.

Y es que los dos comercios que rodean la tienda regentada por el chino cerraban sus puertas por ser sábado. El pobre hombre salió después a la puerta sin saber qué hacer. El hijo del portero de la finca aledaña, que vive en el mismo inmueble le prestó ayuda en los primeros momentos tras el asalto. Se la circunstancia de que el local está situado frente a un parque del distrito, pegado a un instituto en donde los estudiantes y los jóvenes del barrio suele hacer botellón, si bien «ninguno de los asaltantes eran habituales de esta zona», explican las mismas fuentes.

El amigo del oriental le acompañó hasta la comisaría del distrito a interponer la correspondiente denuncia el lunes. Este no es el primer asalto que sufre Quirón ya que tras alquilar el negocio varios sujetos accedieron al mismo por uno de los laterales cuyas paredes estaban apenas protegidas por unos tablones de madera, con lo que les bastó con forzar el cierre. Algo que después el nuevo arrendatario tuvo que reparar. «El seguro que tenía suscrito el dueño era pésimo, por lo que el pobre apenas recibió compensación alguna».

Tiro en la cabeza

Todo esto se produce en el mismo barrio en el que fue asesinada de un tiro en la cabezala ciudadana china Chen Juan, de 29 años, el pasado 2 de febrero en el supermercado que regentaba en presencia de su hijo. Un toxicómano entró a las 15.30, cuando estaba a punto de cerrar, y la descerrajó un tiro la frente. La mujer quedó tendida en la entrada y él huyó, literalmente, con la caja registradora, dado que, aunque intentó forzarla, no lo consiguió. El detenido, Israel Reyes Moreno, de 37 años, tiene dos antecedentes por robo. Ingresó en prisión.

Mao Feng, presidente de la Asociación de Chinos en España alertó de la preocupación que sufre el sector por la oleada de robos que sufren, una decena al día.