El secuestrador de los niños del pozo: «Jamás quise hacerles daño»
El acusado, hoy, a su llegada a la Audiencia Provincial, procedente de prisión - efe
tribunales

El secuestrador de los niños del pozo: «Jamás quise hacerles daño»

Se enfrenta a 65 años de cárcel por llevarse a dos hermanos rumanos y violar a la niña, para lanzarlos a un pozo de Algete, donde estuvieron dos días. Se ha negado a declarar ante el juez

Actualizado:

El acusado de secuestrar a dos hermanos de 8 y 10 años que fueron hallados en un pozo de la localidad madrileña de Algete en el año 2011 ha dicho hoy a los medios de comunicación que tomaron su imagen al comienzo del juicio en la Audiencia Provincial de Madrid: «Me habéis buscado la ruina».

El procesado, José R.A., que se enfrenta a 65 años de prisión por dos presuntos delitos de asesinato en grado de tentativa, dos delitos de detención ilegal y una violación, se ha negado a declarar. Se ha limitado a señalar que «jamás» quiso hacer daño a esos niños, informa Ep.

Cuando las cámaras de televisión han tomado imágenes de la sesión, el procesado, que llevaba gafas, gorro y una braga, ha manifestado su reproche a los medios, recoge Efe.

Según el relato provisional del Ministerio Fiscal, sobre las 19:15 horas del 12 de junio de 2011, el acusado abordó a los hermanos, de origen rumano (un niño y una niña) en Torrelaguna y les dijo que se acercaran a su vehículo con la excusa de que les iba a regalar un perrito.

Después de secuestrarlos, los llevó a una parcela de Algete y arrojó al niño a un pozo de unos dos metros de profundidad.

A continuación, condujo a la hermana a una casa abandonada, donde la violó, tras amenazarla diciéndole que iba a matarla a ella y a su hermano. Con posterioridad, la arrojó, desnuda, al pozo donde estaba su hermano.

Al ver que no era lo suficientemente profundo, les arrojó a otro pozo de 8 metros de profundidad y menos de un metro de diámetro, situado en el interior de una caseta de obra, lanzándoles con fuerza tablas de madera sobre sus cabezas para intentar ocultarles.

Los dos menores permanecieron en el pozo durante dos días, sin comida ni bebida, hasta que a las 13.50 del 14 de junio de 2011, unos transeúntes que pasaban por el lugar escucharon sus voces y avisaron a los servicios de emergencia.

Los Bomberos rescataron a los niños, que presentaban graves signos de deshidratación, cerca de la urbanización Valderrey, en la carretera que une Algete con Fuente el Saz del Jarama.

La Guardia Civil ha declarado hoy que el hallazgo de los niños en el pozo «fue un milagro».

Además de las importantes lesiones físicas, los niños han sufrido un trastorno de estrés postraumático agudo, que todavía requiere de tratamiento psicológico y atención especializada.

El procesado (que ya fue condenado en 1983 por una violación) se encuentra en situación de prisión provisional por estos hechos desde el 30 de junio, día en que fue detenido por las fuerzas policiales.