Pinchazo de los radicales en el «8F»
Una de las marchas, en Gran Vía - OSCAR DEL POZO

Pinchazo de los radicales en el «8F»

No acudió nadie a la convocatoria ilegal de «Rodea la Moncloa», por lo que no hubo disturbios

Actualizado:

Seis manifestaciones se han convocado en la capital. La única ilegal fue un rotundo fracaso. No acudió nadie a la llamada de «Rodea la Moncloa» agitada a través de las redes sociales. Esta concentración no autorizada por la Delegación de Gobierno tenía previsto iniciar una marcha en Plaza de España hasta Moncloa. Pero la fuerte presencia policial en el entorno de este área retrajo a quienes tenían previsto acudir.

De las seis protestas previstas en Madrid, tres ocuparon la Gran Vía desde Plaza de España hasta su intersección con la calle de Alcalá. No fue una jornada precisamente buena para los conductores, que vieron cómo la principal arteria de la capital y sus aledaños se encontraban colapsados durante toda la jornada. Con la marcha contra la reforma del aborto, por la mañana, y la «antifascista frente a la represión», por la tarde, el centro de la capital fue intransitable.

En ninguna de las dos manifestaciones se registraron incidentes, aunque en la que convocaron varios colectivos bajo el lema «Contra su represión, nuestra resistencia», se oyeron numerosos gritos, insultos y amenazas contra la presencia policial que acordonaba el recorrido.

Esta marcha, que congregó a un millar de personas, sobre todo menores con la cara tapada por pasamontañas, y en la que se utilizaron bengalas de fuego, partió a las siete de la tarde de la plaza de Cibeles y alcanzó la plaza de España poco después de las nueve de la noche. En ella, las consignas se dirigían contra las Fuerzas de Seguridad, los partidos políticos, los sindicatos mayoritarios, la banca y el sistema, en general.