Una mujer para su búsqueda de comida en la basura para hablar por el móvil (Tetuán)
Una mujer para su búsqueda de comida en la basura para hablar por el móvil (Tetuán) - óscar del pozo

Indigentes en la onda

Las calles de Madrid y su transporte público están repletos de indigentes. Es frecuente ver a pedigüeños que abortan su misión de pedir limosna para sacar sus teléfonos, hablar y utilizar sus aplicaciones

Actualizado:

La revolución de la telefonía móvil, incluso la de última generación, rompe las barreras incluso de la exclusión social. Desde hace casi un año, llueva, hiele o haga calor, el hombre de la imagen pide en avenida de América, a unos metros de la marquesina de la EMT, donde paran cuatro líneas de autobuses. Siempre se muestra educado y sonriente, parece de buen talante, y saluda a todo aquel que pasa por la acera. A veces pide de rodillas y otras de pie. Otras, deja de lado las limonas para hablar a través de su teléfono móvil.

Probablemente se haya topado alguna vez con el clásico pedigüeño del tren que entre parada y parada saca su smartphone, incluso de pantalla táctil, para consultar algún detalle. Este diario ha sido testigo en el distrito de Tetuán de cómo incluso una mujer que rebuscaba entre la basura comida, paraba por instantes para hablar a través de su teléfono móvil.