La primera parroquia con economato para necesitados
En la imagen, Jorge González Guadalix, párroco de Beata Ana María Mogas, la iglesia pionera en la iniciativa - oscar del pozo

La primera parroquia con economato para necesitados

Cáritas ofrece esta alternativa para familias de la zona norte, con productos un 80% más baratos

Actualizado:

Cáritas, a través del Banco de Alimentos y donaciones de voluntarios, ofrece en diferentes parroquias de Madrid y toda España comida, ropa y juguetes gratuitos para las personas más necesitadas. La parroquia de Tres Olivos Beata Ana María Mogas es la primera en albergar, desde principios de diciembre, el primer economato de la capital. La gran novedad que incluye esta alternativa para los más desfavorecidos es que cuenta con productos perecederos, lácteos, congelados y de higiene personal. Todas las adquisiciones cuestan un 80 por ciento más barato que en cualquier supermercado. De apariencia es como un híper de barrio. Sus bajos precios y una cruz de madera colgada en la pared marcan la diferencia.

En los estantes, los productos están colocados por categorías: una docena de huevos a 30 céntimos; yogures a 40 céntimos; cuatro paquetes de galletas a 25 céntimos; nocilla para los niños a 40; un kilo de merluza congelada a 80 céntimos; croquetas a 2 euros; caldos a 40,... incluso han incorporado a este pequeño mercado productos navideños: panetones, turrones y chocolatinas.

Dignificar a la gente

Desde que abrió sus puertas el 3 de diciembre han pasado por estas instalaciones 15 familias. «Estaban como niños con zapatos nuevos. Una mujer joven me dijo que hacía seis meses que no probaba el pescado. El objetivo también es dignificar a la gente que lo está pasando mal. Hay personas que se sienten mejor haciendo su compra que recibiendo lo que se le puede dar gratuitamente», explica Jorge González Guadalix, párroco de Beata Ana María Mogas.

El economato funciona con carnés que se renuevan cada tres meses. Es Cáritas quien envía a las familias de diez parroquias de la zona norte (Arciprestado de San Miguel de Fuencarral). Cada persona tiene un límite de 10 euros para gastar al mes. Si una familia cuenta con cuatro componentes, puede consumir hasta 40 euros.

«Ahora pedimos que hagan dos compras al mes para que no consuman todo de golpe. En esta primera etapa vamos a atender a un total de 50 familias, pero esperamos ampliarlo a 100», informa González Guadalix.

Hasta ahora, esta Parroquia entregaba 20.000 kilos de comida gratuita al año. Ya solo ayudará a los que atraviesan una situación complicada a través del economato.

Yogures, la estrella

Este establecimiento solidario funciona mediante voluntarios que hacen de reponedores, atención al público y cobro. En la caja se controla a los consumidores para que no abusen de determinados productos. Tiene que haber para todos.

Hasta ahora, el economato solo funciona los lunes y jueves, de 18 a 20 horas y de 11 a 13 horas, respectivamente. Los yogures son el producto estrella, lo que más se lleva la gente.

«Me han llegado a preguntar si vamos a traer Actimel.Yo les he contestado: “sí hombre, y langostinos”», bromea el párroco. Los congelados, los huevos, la leche y el pescado también causan furor. «En una parroquia siempre tienes lo mismo: arroz, pasta,... pero nada de proteínas. Ahora llegan y se encuentran esto y están encantados», añade.

El economato de Tres Olivos ha llegado para quedarse. Desde este templo informan de que ya se han interesado más iglesias de Madrid por esta iniciativa pionera en la región, «incluso de otras provincias», manifiestan. Su vía de provisión es a través de donaciones económicas y de alimentos y las operaciones kilo de Cáritas.