Se inicia la suscripción popular por el monumento a Blas de Lezo
Grupo de trabajo para el monumento a Blas de Lezo, en la exposición a la memoria del marino del Museo de la Marina - isabel permuy

Se inicia la suscripción popular por el monumento a Blas de Lezo

El almirante,conocido como «Mediohombre» -era cojo, manco y tuerto-, héroe de Cartagena de Indias, recibirá el reconocimiento del pueblo de Madrid

Actualizado:

A Blas de Lezo le llamaban «Mediohombre» por su aspecto —era cojo, tuerto y manco—, pero las heridas de guerra no le impidieron ser uno de los mejores marinos de la historia de España, un auténtico héroe que hizo batirse en retirada a una flota inglesa que le superaba ocho veces en número y consiguió con ello cerrarles la entrada a Cartagena de Indias. Como tantas veces ocurre en nuestra historia, terminó apartado injustamente de su puesto, muerto y enterrado en una tumba aún hoy desconocida. La ciudad de Madrid quiere resarcirle erigiendo un monumento a su memoria que paguen los madrileños por suscripción popular.

El proyecto está capitaneado por un grupo de trabajo en el que participan la Armada Española, el Ayuntamiento madrileño, las Reales Academias de Bellas Artes de San Fernando, de la Historia y de la Lengua, la Casa de América y el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Coordinándolo todo, la Asociación del Monumento a Blas de Lezo, presidida por Íñigo Paredes. Además de las instituciones citadas, en el grupo de trabajo también participan, a título individual, Hugo O’Donnell, Hermann Tertsch y Luis del Rivero.

El grupo de trabajo celebró ayer su primer encuentro. Paredes explicó a ABC las tres condiciones que puso para hacerse cargo del proyecto: que el monumento fuera de corte clásico, que se cediera para instalarlo un lugar céntrico, y que fuera de grandes dimensiones: «Algo épico», como corresponde a la figura objeto del homenaje.

Para el almirante Jaime Muñoz-Delgado, jefe del Estado Mayor de la Armada, «es hora de que recuperemos la memoria de este gran marino, ejemplo para todos los españoles» y al que «la historia ha tratado de forma injusta». La misma reflexión que hacía Íñigo Paredes: «España se ha ausentado de su propia historia, y ya es hora de que esto cambie». Pidió que Blas de Lezo «nos sirva de referente moral, especialmente en estos momentos».

Botella: «Valor patriótico»

La alcaldesa Ana Botella destacó entre los valores del marino su gesta de 1741 frente a los ingleses en la defensa de Cartagena de Indias, que evitó que España perdiera esa «llave de América» y permitió que «en el continente americano se siguiera hablando español por siglos». Un acto, dijo, «de indudable calado patriótico» más valioso aún en el momento actual, «cuando se cuestiona la misma existencia de España como nación y se trata de devaluar el extraordinario legado histórico y cultural que compartimos todos los españoles».

El monumento se levantará por suscripción popular, un sistema muy utilizado en otros momentos —así se erigieron las estatuas de Colón, la de Alfonso XII del Retiro, el de Espartero, el de Castelar, y en los últimos años, el del padre del Rey, Don Juan de Borbón, a iniciativa de ABC—.

La idea de recordar a Blas de Lezo con un monumento, que compense su memoria ante tantos años de ingrato silencio, ha sido respaldada por una iniciativa popular con 10.000 firmas. Los fondos se recogerán mediante una cuestación a través de una cuenta bancaria: la 0086 5144 160010030580.