Prisión para el ex de la mujer asesinada en Torrelaguna
Lugar donde ocurrieron los hechos - abc
tribunales

Prisión para el ex de la mujer asesinada en Torrelaguna

El presunto homicida había sido condenado por quebrantar la orden de alejamiento sobre la víctima, que fue ratificada apenas seis días antes del crimen

Actualizado:

El juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Torrelaguna ha ordenado esta tarde la prisión provisional comunicada y sin fianza de Raúl Garrido González como supuesto autor de la muerte de Concepción Expósito, ocurrida el pasado fin de semana.

Sobre Raúl pesaba en el momento de los hechos una orden de alejamiento y prohibición de comunicación con la víctima dictada por el Juzgado número 1 de Torrelaguna el 16 de mayo de 2013. Esta medida cautelar vigente había sido adoptada como consecuencia de la investigación de una supuesta agresión sexual en el curso de cuya instrucción las partes no interesaron el ingreso en prisión del imputado.

El juez de Torrelaguna, tras entender que el acusado había quebrantado dicha orden de alejamiento, ordenó a principios de julio de 2013 su ingreso en prisión. No obstante, el juzgado de lo Penal número 36 de Madrid dictó sentencia absolutoria el 15 de julio por no quedar suficientemente probado el delito y acordó su puesta en libertad. La instrucción de la supuesta agresión sexual sigue su curso.

Simultáneamente, el mismo juzgado Penal ordenó comunicar el fallo a la Guardia Civil a fin de que se garantizara el cumplimiento de la medida vigente de prohibición de aproximación y comunicación a la víctima. La medida de alejamiento y prohibición de comunicación fue ratificada el 18 de noviembre pasado por el Juzgado de Torrelaguna.

Durante su estancia en prisión, el juzgado de Torrelaguna ofició un escrito al centro penitenciario para advertir sobre el hecho de que Concepción no podía visitar a su ex marido en la cárcel dado que seguía vigente la orden de alejamiento.

Raúl Garrido ingresó en prisión en el año 2008 por un delito de coacciones y cumplió una pena de seis meses de prisión y un año y medio de alejamiento de Concepción.

En el año 2009 vuelve a ingresar en prisión, esta vez por quebrantar la orden de alejamiento que pesaba en su contra por la sentencia anterior.

Por otro lado, el Juzgado de Ejecutorias número 32 de Madrid sustituyó por multa una pena de prisión de nueve meses impuesta por el Juzgado de lo Penal número 36 por quebrantamiento de medida cautelar en el año 2012.

Asimismo, el Juzgado de lo Penal número 37 le condenó con fecha 15 de octubre de 2013 a otros nueve meses de prisión por otro quebrantamiento de medida de alejamiento, sentencia que se encuentra en fase de ejecución.