«Seguriber y Madridec tiraban los vídeos del Arena a la basura»

Una denuncia en Protección de Datos desvela que imputados «exhibían como trofeos imágenes del aforo»

Actualizado:

Una denuncia ante la Agencia de Protección de Datos e incluida en el sumario del caso Madrid Arena puede poner patas arriba el «chiringuito» en el que habrían convertido responsables de Seguriber y de la propia empresa municipal Madrid Espacios y Congresos (Madridec) el pabellón de la Casa de Campo, así como de otros espacios como la Caja Mágica, la Pipa y el Palacio de Cristal.

En el escrito, al que ha tenido acceso ABC, el jefe de Equipo de Seguriber Agustín González relata lo siguiente: «Pongo en su conocimiento las muy graves irregularidades que en los centros de seguridad» que desde hace año vienen practicando, asegura, Iván Somontes (Seguriber) y José Rodríguez Caamaño (Madridec), ambos imputados en la causa de las cinco muertes en el Arena.

«Visionan y extraen del circuito cerrado imágenes sin autorización judicial -relata-, amenazando a los operadores con echarnos a la calle si lo denunciamos. Dichos soportes (CD, DVD y USB) son exhibidos como trofeos a personas ajenas a la seguridad; y una vez ya no les interesan, son tirados a la basura, sin llegar a destruirlos».

Irresponsabilidad

Tal es la gravedad de las situaciones que narra el vigilante, que añade que ha llegado a sacar «de la basura pública imágenes de todo tipo, incluyendo personalidades muy importantes de este país, como de la Casa de Su Majestad el Rey».

«De caer en manos de irresponsables podrían provocar graves incidentes», explica Agustín González, para luego detallar los nombres de varios compañeros que pueden corroborar esta denuncia.

Incluso, insiste, algunos compañeros tuvieron que dejar el trabajo «por la presión a la que fueron sometidos al negarse a extraer esas imágenes». También, asegura, les hacen cambiar la cámara de posición «cuando se cometen irregularidades en los eventos», para que en caso de que fueran requeridas por la Policía no pudiesen ser utilizadas como pruebas.

¿Cuáles serían esas situaciones comprometidas que no podrían ver la luz? «Excesos de aforo en algunos accesos al recinto, agresiones, cacheos indiscriminados e incluso seguir a gente por la calle, ya que las cámaras tienen acceso a ventanas de edificios», relata.

Precisamente ayer, el Grupo V de Homicidios se dispuso a visitar el recinto del Madrid Arena, por orden del juez instructor, para comprobar si la cámara que enfocaba al vomitorio de la tragedia, y de la que sólo se ha encontrado una carcasa, llevaba tiempo sin funcionar o la hicieron desaparecer tras los graves incidentes ocurridos en la madrugada del pasado 1 de noviembre durante la fiesta de Halloween.

El viernes declarará Somontes

Uno de los acusados en esta denuncia, Iván Somontes, será el próximo en declarar en calidad de imputado, el próximo viernes. Somontes es inspector jefe de Seguriber.

En cuanto a Rodríguez Caamaño, coordinador de Seguridad de Madridec, ya compareció en sede judicial el 15 de febrero. Entonces, dijo que a él sólo le competían las cámaras de seguridad, que revisó el montaje de las imágenes de la madrugada de Halloween y que no observó ninguna anomalía. Sí reconoció que algunas cámaras no funcionaban y que permanecían averiadas por falta de presupuesto.