Aya Ben Hamdouch revolucionó al público en el Sorteo de 2017, cantando los premios en «do sostenido» - Efe

Los niños de San Ildefonso ya se preparan para cantar el Gordo

Son 10 niños y 22 niñas de entre 8 y 14 años, que llevan preparándose desde mediados de octubre para que todo salga redondo

Busca tu número favorito para la Lotería de Navidad

MadridActualizado:

A falta de 21 días para el Sorteo Extraordinario de Lotería de Navidad, los 32 niños de San Ildefonso que sacarán las bolas y cantarán los premios ensayan con esmero en el Salón de Actos de la residencia internado para su gran día. Son 10 niños y 22 niñas de entre 8 y 14 años, que llevan preparándose desde mediados de octubre para que todo salga redondo el próximo 22 de diciembre.

«Los ensayos se basan en la realización sucesiva de las mismas rutinas que se van a seguir en el Sorteo Extraordinario, buscando además que haya una buena coordinación entre los diferentes roles», explica Charo Rodríguez, directora de la Residencia Internado San Ildefonso de Madrid.

Los requisitos para participar

Los niños se presentaron voluntarios para el Sorteo, en el que se participa o bien cantando número o premio o también extrayendo número o premio.

«Para cantar número o premio se tiene en cuenta la edad, han de tener ya cumplidos los ocho años y nos aseguramos de que tienen altura suficiente para poder colocar las bolas en su lugar», explica Rodríguez antes de subrayar que «la voz ha de ser clara y con buena proyección, vocalizando bien a la hora de cantar los números y con fluidez verbal».

Además, se tiene en cuenta la capacidad del menor para mantener presencia en el escenario. Ese día, millones de personas estarán pendientes de cada uno de sus movimientos.

Lo saben bien los 12 niños que repiten este añocantando números o premios y los otros 6 que volverán a extraer bolas del bombo.

¿Y si se cae la bola?

Un educador de la Residencia se encarga de preparar a los protagonistas del Sorteo, dándoles pautas para afrontar situaciones inesperadas, como que se caiga una bola, y alentándoles para que se sientan seguros y confíen en ellos mismos «pues están preparados para hacerlo muy bien», según Rodríguez.

«Aprovechando la ilusión que les hace a las niñas y niños participar en el Sorteo Extraordinario, siempre se les invita a disfrutar el día con todo lo especial que tiene», destaca la directora de la Residencia San Ildefonso.

Los chicos no reciben ninguna remuneración ni compensación por cantar ese día los premios de la Lotería de Navidad. Su premio es la satisfacción de haber tenido la suerte de cantar el Gordo o de, al menos, haber formado parte de una tradición que se remonta a 1771. Y la de ver después las caras de los afortunados ganadores, aunque solo en televisión. Al menos el año pasado ninguno de los agraciados se puso en contacto con la Residencia San Ildefonso ni ésta tiene constancia de que lo hiciera con las familias para compartir con ellos su alegría.

Recuerda que a partir del sorteo podrás comprobar tu décimo de Lotería de Navidad en el comprobador de ABC.es.