Un ninot de las Fallas de 2016 sobre Carlos Fabra y la Lotería
Un ninot de las Fallas de 2016 sobre Carlos Fabra y la Lotería - MIKEL PONCE

La Lotería de Navidad: un juego de azar, y de políticos corruptos

En la lista de políticos afortunados por el Gordo u otro gran premio del sorteo del 22 de diciembre aparecen alguno de los nombres de los hombres de los grandes escándalos del país

MadridActualizado:

La Diosa fortuna puede sonreír a todos en Navidad. Nadie está exento de que el 22 de diciembre, en el sorteo de la Lotería de Navidad, la suerte haga que termine el año con un pellizco de dinero, y alegría. Ni siquiera, los políticos. La lista de los representantes públicos que han sido afortunados y a los que ha tocado algún premio de la Lotería de Navidad no es larga, pero existe.

Hace dos años, un pleno del Parlamento balear se convirtió en un inesperado escenario de las escenas que copan informativos y titulares. Una diputada del PSOE, Silvia Limones, acudía a la sesión plenaria cuando se enteró de que le había tocado la Lotería. El décimo premiado con el número 12.775 le dejó un premio de 120.000 euros que, como muchos de los premiados, dijo que iba a destinar para «ahorrar y tapar agujeros». No fue la única política balear que compró el boleto afortunado. Marco Antonio Guerrero, que en 2016 era asesor de la Consejería de Presidencia, también resultó agraciado. Ambos habían comprado el décimo en una peña sevillista de la que el padre de Guerrero era miembro.

Lejos de las historias de azar, la Lotería de Navidad ha supuesto en muchos casos la tapadera perfecta para políticos que buscaban blanquear dinero. Durante muchos años, fue la fórmula elegida por corruptos y narcotraficantes, entre otros. Fueron los grandes capos de la droga gallegos quienes comenzaron a usar este método. El sistema pasaba por utilizar dinero negro para comprar décimos premiados. Una «empresa» en la que el vendedor del billete sacaba dinero y el intermediario, una comisión. La argucia se complicó a partir de 2013 cuando Hacienda introdujo un nuevo criterio fiscal y obliga a declarar el 20 % de las cuantías superiores a 2.500 euros.

Roca o Fabra, entre los «afortunados»

La lista de políticos «afortunados» está compuesta por nombres que aparecen en los sumarios de los grandes casos de corrupción de España. El principal imputado del caso Malaya, Juan Antonio Roca, ganó 80 grandes premios de Lotería. Roca confesó ante el juez que había comprado décimos premiados por valor de 646.000 euros entre marzo y septiembre de 2005. Los propios investigadores detallaron que Roca habría tenido una posibilidad entre 43 cuatrillonesde haber sido premiado en el juego de la forma en la que, supuestamente, le había tocado.

Carlos Fabra también resultó agraciado por la Lotería, y resultó premiado en, al menos, cuatro ocasiones en tan solo cinco años. Así, acumuló más de 2,2 millones de euros en premios. El expresidente de la Diputación de Castellón resultó ser asiduo a jugar a este sorteo. En 2008 protagonizó una escandalosa declaración cuando anunció que su número era el 27.931. «Si me toca, me sacaré la pirula y mearé en la sede de Izquierda Unida», apostilló.

La suerte de Fabra ha sido una broma constante a medida que, año tras año, se acerca la celebración del sorteo de la Lotería de Navidad. En 2016, el diputado de ERC en el Congreso Gabriel Rufián compartió un mensaje en Twitter ironizando con la cuestión. «Hoy es San Carlos Fabra. Felicidades a todos», apuntó.

No es el único usuario que ha incidido en este hecho. «Si este año la #LoteriaNavidad no le vuelve a tocar a Carlos Fabra es que hay tongo», bromeaba otro tuitero también en 2016.

En Madrid también llovieron millones y a David Marjaliza, uno de los hombres clave de la Púnica, le tocó la Lotería ocho veces en dos años. Un récord que superó el senador por Tenerife Miguel Cerolo que acumuló premios en 145 ocasiones.

Recuerda que puedes buscar tu décimo de Lotería de Navidad utilizando el localizador de ABC. Además, a partir de la celebración del sorteo puedes usar el comprobador de décimos de ABC para saber si has sido premiado.