Protagonista de una de las historias más desafortunadas de la Lotería de Navidad
Protagonista de una de las historias más desafortunadas de la Lotería de Navidad - YOUTUBE

Lotería de Navidad 2018La mujer que creyó por error que le había tocado el Gordo y otras historias desafortunadas de la Lotería de Navidad

Lo que debería ser un día de felicidad y alborozo, a veces, se transforma en una auténtica pesadilla

Lotería de Navidad en directo

Comprobar número de Lotería de Navidad

MadridActualizado:

En más de una ocasión te has preguntado qué harías si te tocase el Gordo de la Lotería de Navidad. Terminar de pagar la hipoteca, comprarte un coche, montar tu propio negocio o hacer el viaje que siempre has soñado son algunas de las fantasías que se agolpan en la cabeza de los compradores. Sin embargo, lo que debería ser un día de felicidad y alborozo, en algunos casos de la historia de la Lotería de Navidad, se ha transformado en una auténtica pesadilla.

Ejemplo de ello es lo que le ocurrió a una mujer granadina el 22 de diciembre de 2016. Segura de ser la dueña de uno de los décimos premiados con el deseado Gordo, apareció ante las cámaras de Canal Sur sin poder ocultar su alegría. Sin dudarlo, mostró su boleto, que llevaba impreso el número 66813. Mientras se lo guardaba en el sujetador para ponerlo a salvo, el presentador del programa informó a la mujer, a sus familiares y a la reportera de que la cifra que se había llevado el galardón era el 66513 y no la que mostraba la señora en pantalla; por un número no se hizo millonaria: el chasco fue enorme y el vídeo se hizo viral.

Historias del pasado

Pero la mala suerte no entiende de tiempo. Décadas antes, otra desafortunada historia ya pasó a engrosar la lista de desdichas que también forman parte de la historia de la Lotería de Navidad. Escondida en la página 17 de la edición de ABC del 23 de diciembre de 1949, está escrita la historia de un malagueño que, unos días antes de la celebración del sorteo, soñó que el 55.666 se llevaría el Gordo. De inmediato, se fue a Madrid para buscarlo, a la Asociación Benéfica del Cuerpo de Correos, que había adquirido íntegramente el número. Allí se enteró de que había viajado en vano: «Los billetes de las cinco series adquiridas por el presidente de dicha asociación habían sido enviados, en participaciones de 5 y 10 pesetas, a varias estafetas de las localidades de Toro y Benavente (Zamora), Alagón (Zaragoza) y Dos Caminos (Bilbao)», contaba ABC. De modo que el hombre no logró su objetivo y lo peor es que luego el número salió premiado con 15.000.000 de pesetas, como el vaticinó.

[ Aquí, la portada de ABC del 23 de diciembre de 1949]

El Niño tampoco se libra

La administración número 4 de Leganés vendió el primer premio de la Lotería del Niño de 2015. Todos sus clientes se alegraron; bueno, todos menos José, protagonista de esta triste historia. El hombre llevaba veinte años comprándo en el mismo local el «décimo de los vecinos», como le llamaban los clientes habituales. No obstante, esa fue la primera vez que no pudo hacerlo. «He tenido una semana infernal con turnos de noche en el curro, saliendo muy cansado a las siete de la mañana, pensando todos los días que tenía que ir a por el número», explicó a ABC.

Durante la semana anterior a la rifa navideña, José se repetía lo mismo cada día: «Mañana me paso». «Justo la noche del 5 de enero se me acabó el contrato y me quedé en paro. Terminé mi último turno por la mañana, como siempre, y no tenía el cuerpo como para esperar dos horas a que Gustavo (el lotero) abriera. Así que me fui a dormir, pensando de nuevo que por la tarde lo pillaba. Sin embargo, esta vez no lo hice, por primera vez en todo este tiempo. Muchos de mis amigos sí lo compraron, claro, pero yo no. Me joroba mucho, porque me hacía mucha falta», lamentaba.

[ Aquí, la historia de José que ABC publicó en papel el 6 de enero de 2015]