Las paradisíacas playas de Tailandia
Las paradisíacas playas de Tailandia

Grandes viajes que puedes hacer si te toca el Gordo de la Lotería de Navidad

Destinos como Riviera Maya, Japón o Dubai para gastarse el dinero del premio por todo lo alto

Dónde comprar tu décimo de la Lotería de Navidad 2018

Actualizado:

El 22 de diciembre la Lotería de Navidad repartirá millones de euros en premios pero solo unos cuantos serán los afortunados que reciban el Gordo, ese que reparte cuatro millones de euros o lo que es lo mismo 400.000 euros al décimo. Seguro que muchos de los afortunados tendrán en mente realizar un viaje a ese destino que tantas veces han visto en las películas o en las revistas de viajes. Desde Riviera Maya hasta Cuba o Japón, estos son ocho viajes para soñar con que nos toca el Gordo de la Lotería de Navidad. ¿A dónde irías tu?

[ Comprobador de números de la lotería de navidad 2018]

12345678
  1. Riviera Maya

    El Caribe mexicano es una apuesta segura para los viajeros que buscan disfrutar de unas vacaciones de sol y playa en un entorno idílico de aguas cristalinas. Cada año la antigua ciudad maya, Chichen Itzá, considerada una de las siete maravillas del mundo, atrae a viajeros procedentes de todas las partes del mundo que regresan a sus países impresionados por su magnitud. Riviera Maya propone una oferta de ocio muy variada que satisface a los viajeros más exigentes durante las 24 horas del día.

  2. India

    La India es uno de los países más cautivadores del mundo, que atrapa y cautiva a todos aquellos que la visitan. Su singular contraste con todo lo que conocías anteriormente te hará trasladarte a un mundo lleno de nuevos colores y sabores. Templos de una extraordinaria belleza, entusiastas y alegres celebraciones llenas de vitalidad, una sorprendente gastronomía.

    Visita Nueva Delhi, la capital y tercera ciudad más grande de la India y que ofrece al visitante una imagen rica en cultura, arquitectura y una gran diversidad humana; Jaipur, conocida como la ciudad rosa, fundada en el año 1728 y modelo de ciudad pre-moderna en cuanto a la regulación de sus calles laterales cortadas en ángulo recto lo que hace que esta ciudad sea una maravilla. Por último Agra con la visita del Taj Mahal, -símbolo del amor- construido por el emperador Mogol Shahjahan en el siglo XVII.

  3. Tailandia

    El exotismo de Tailandia no deja indiferente a nadie y cada día son más los que buscan perderse en ciudades como la capital, Bangkok, urbe cosmopolita y llena de contrastes donde se pueden admirar grandes joyas monumentales como el Antiguo Palacio Real, donde se encuentra la famosa estatua de Buda o el Templo del Amanecer.

    Las paradisíacas playas de la Isla de Phuket son el retiro perfecto. Su costa de finísima arena blanquecina contrastan con el intenso color azul turquesa de sus aguas. Tumbarse al sol y disfrutar de la magia de un atardecer en estas playas supone sin duda el broche perfecto a un viaje a Tailandia.

  4. Dubái y Maldivas

    Dubái, uno de los siete emiratos que conforman los Emiratos Árabes Unidos está situado en la costa del golfo Pérsico, dentro del desierto de Arabia y es uno de los destinos que más ha crecido en los últimos años. La Ciudad Dorada de Dubái permite acercarnos a la aventura del desierto por sus sinuosas dunas pero también a sus mezquitas, palacios y bullicioso zoco. Su riqueza, suntuosidad y modernidad atraen hasta sus hoteles, playas y comercios a miles de turistas que buscan un viaje original por un precio razonable y a todo lujo.

    Para completar el viaje nada mejor que descansar en alguno de los lujosos hoteles de Maldivas y tumbarse en sus paradisiacas playas de arena blanca y aguas turquesas.

  5. Kenia y Zanzíbar

    Parque Nacional del Lago Nakuru
    Parque Nacional del Lago Nakuru

    Para vivir una auténtica aventura la opción es Kenia y Zanzíbar donde se descubrirán lugares mágicos como el Parque Nacional del Lago Nakuru, el Parque Nacional de Amboseli o la Reserva de Masai Mara en Kenia; y el Parque Nacional de Serengeti, el Área de Conservación del Ngorongoro o el Parque Nacional del Tarangire en Tanzania.

  6. Costa Rica

    Costa Rica, bañada al este por el mar Caribe y al oeste por el océano Pacífico es un lugar perfecto para todo aquel que buscan un destino donde la naturaleza es el centro. Exuberante selva, casi 1.200 kilómetros de playas o tesoros naturales como el volcán Arenal con sus aguas termales, Monteverde con sus puentes colgantes o el bosque tropical con playas de arena blanca de Manuel Antonio.

    Además, este país centroamericano es el hogar de una impresionante variedad de plantas y animales exóticos, no en vano cuenta con más de 60 parques nacionales, refugios de vida silvestre y zonas biológicas repartidos en 12 zonas ecológicas.

    Para aquellos que prefieran los deportes acuáticos Costa Rica es uno de los mejores destinos para practicar buceo o surf entre otros.

  7. Cuba

    En este destino no hay que elegir entre turismo de playa o turismo cultural: se puede tener todo. La Habana es Patrimonio de la Humanidad por la Unesco (1987) y su zona vieja es un claro reflejo de su pasado colonial, con monumentos como el castillo del Morro, la Catedral o el Capitolio Nacional. También en La Habana se puede disfrutar de música, locales de baile y gastronomía típica.

    La oferta de playas tiene un amplio abanico de posibilidades con grandes extensiones de arena fina y agua cristalina.

  8. Japón

    En Japón tradición y modernidad se dan la mano para atraer a miles de turistas que contrastan la cultura nipona con la europea.

    Ciudades como Tokio -la Nueva York del siglo XXI y la ciudad con más estrellas Michelin del mundo-; Kioto, donde la cultura japonesa se entremezcla con una ciudad moderna; Hiroshima, donde hacer memoria histórica o Shirakawago para contemplar los vestigios de lo que fue el Japón rural dan un visión global de este país oriental.

    Para los amantes de lo antiguo nada mejor que visitar Nara, antigua capital del país y estandarte de su patrimonio artístico, alojarse en un Ryokan en Hakone, famoso por sus paisajes y sus aguas termales o dejarse llevar por las vistas del Monte Fuji.