Nacho Guerreros
Nacho Guerreros - Gtres
Lotería de Navidad

Cómo el Gordo de la Lotería cambió la vida a Nacho Guerreros, Coque en «La que se avecina»

«El milagro» ocurrió el primer año en el que el premio se dio en euros y no en pesetas

Lotería de Navidad 2018: el sorteo en directo

Comprobar número de Lotería de Navidad 2018

El Gordo de Lotería de Navidad

MadridActualizado:

Todo el mundo conoce a Coque, el conserje de «La que se avecina», al que lleva dando vida desde hace más de una década Nacho Guerreros (Calahorra, La Rioja, 1970), intérprete teatral y de televisión.

Sin embargo, su idílica vida no ha sido siempre un camino de rosas pues hasta el 2002 el intérprete trabajó como camarero. Fueron las Navidades de ese año las que cambiaron por completo la vida de Guerreros tras ganar el Gordo de la Lotería de Navidad. 8.103 fue el número que hizo que el sueño de su vida se hiciese realidad.

«El milagro» ocurrió el primer año en el que el premio se dio en euros y no en pesetas. Los niños de San Ildefonso cantaron el número que compraron los padres del artista en la Cofradía de la Santa Vera de la Cruz, que repartió varios millones en el municipio. «La resaca duró toda la Navidad. Yo creo que todavía, después de 15 años, eso está allí. Cada 22 de diciembre se recuerda», aseguró años después Guerreros. Una fecha que a la localidad de Calahorra (La Rioja) le costará mucho olvidar.

Pese a que Guerreros no ganó directamente el premio de Lotería de Navidad, la parte que le tocó le permitió abrir su propia tienda de diseño y decoración em Madrid y comprar los derechos de la obra de teatro «Bent», gracias a la cual logró su sueño de convertirse en actor. «Para mí fue fundamental esa lotería», insiste Guerreros, quien asegura que el segundo Gordo que le tocó en su vida fue ser fichado para la serie española «La que se avecina», donde interpreta a Coque desde el año 2007 hasta la actualidad.

Durante una entrevista en junio del año pasado, el actor confesó que aunque tuvo muy claro desde pequeño que quería ser actor, sufrir bullying cuando tenía 13 años fue lo que le empujó a perseguir su objetivo. «Había un par de tíos que me hacían la vida imposible y ese trato que tuve allí me dio el empujón», aseguró.