Jugar al póquer en «El Reino de Don Quijote»

Actualizado:

La primera ley de 1999 fue diseñada para que el macroproyecto de Ciudad Real no tuviera competencia. Ahora no hará falta salir de la comunidad para jugar

Pese a que del antiguo macroproyecto «El Reino de Don Quijote» apenas queda medio campo de golf y una página web aún activa, finalmente el empeño de que juegos como el póquer se practiquen en la tierra del inmortal personaje de Cervantes llegará también de la mano de una modificación normativa, ley que está muy en consonancia, según Cañizares, con una de las normas «estrella» del Gobierno Cospedal, la Ley de Emprendedores, para la creación de empleo.

Para la tramitación de la nueva ley se han mantenido contactos con diversos colectivos empresariales potencialmente interesados en estos establecimientos. «Precisamente, lo que permite esta ley es la apertura de salas más pequeñas; no hemos hablado de un gran proyecto que quiera venir a Castilla-La Mancha». Y es que en la ley vigente, para poder abrir un casino es imprescindible que disponga de un auditorio para 1.500 personas, limitación que queda suprimida.

El escenario que se prevé es la apertura de «pequeños casinos», con dos o tres juegos, y no treinta, en localidades de más de 10.000 habitantes. «La ley anterior de alguna forma blindaba el casino que iba a establecerse en Ciudad Real, El Reino de Don Quijote». De paso, la norma vigila que no se produzcan situaciones de ilegalidad en torno al juego, algo que, de facto, se produce en la actualidad en determinados puntos de la región, llámese bares, por ejemplo, donde sin ningún tipo de control de Hacienda la gente se juega el dinero, sin que repercuta en las arcas regionales.