La nueva Ley del Turismo declara al sector industria estratégica regional
La Ley del Turismo facilitará la creación y modernización de las empresas turísticas - abc
turismo

La nueva Ley del Turismo declara al sector industria estratégica regional

Entre sus objetivos facilitará la inversión productiva y la innovación empresarial en el sector

abc
Actualizado:

El consejero de Cultura y Turismo, Pedro Alberto Cruz, ha prsentado este miércoles ante el Pleno de la Asamblea Regional el proyecto de Ley de Turismo de la Región de Murcia, que tiene el objetivo de facilitar la inversión productiva y la innovación empresarial en el sector eliminando trabas y facilitando los trámites para el desarrollo de la actividad turística. Además, se declara al turismo industria estratégica y adapta el sector turístico a los principios de unidad de mercado que favorecen el crecimiento económico y la creación de empleo.

Cruz destacó que el nuevo texto normativo “surge de la necesidad de adaptarse a los nuevos modelos turísticos introduciendo flexibilidad y abierto a la innovación empresarial”. En este sentido, el titular de Turismo del Gobierno murciano apuntó que “para conseguir un destino de calidad en un mercado altamente competitivo es absolutamente necesario este nuevo marco legal”.

Entre las principales novedades que incorpora, destaca la supresión de las exigencias de la ley actual en materia de alojamientos, atendiendo más a los servicios ofrecidos por el establecimiento que a las características arquitectónicas del inmueble, lo que redundará en la facilidad de apertura de nuevos hoteles y la mejora de la calidad con menores costes para el empresario, además de adaptarse a las nuevas y diversas demandas de los turistas, en sentido con la legislación que se desarrolla en el resto de España.

En cuanto a los alojamientos rurales, se unifica su denominación de los mismos en “casas rurales”, desapareciendo la clasificación de hospederías por entender que realmente se trata de hoteles. Especial trascendencia tiene la posibilidad de que estos establecimientos también puedan estar ubicados en la zona litoral, siempre que su entorno sea rural.

Además, fruto del consenso con todo el sector empresarial que caracteriza la ley, también responde a las demandas de las asociaciones de campings, permitiendo que se establezcan zonas de acogida para autocaravanas y caravanas; y abre la posibilidad de alojamiento singular de carácter etnográfico, pensando en las cuevas y casas cueva, entre otras.

Asimismo, se clasifica a las agencias de viajes y a los organizadores profesionales de congresos como empresas de intermediación y dedica un artículo independiente a las empresas de turismo activo, dado el auge que están adquiriendo en los últimos tiempos.

Otro aspecto a destacar que se incluye en el proyecto es un artículo dentro del ámbito del fomento, dedicado a la promoción y comercialización de la gastronomía regional, dando respuesta a la creciente tendencia del público de seleccionar su destino de viaje en función de esta oferta. El texto recoge promocionar la riqueza y diversidad gastronómica de la Región; fomentar aquellas acciones que potencien e incrementen la comercialización que realicen los establecimientos de restauración; y formar y cualificar a los profesionales del sector de la restauración.

Por último, el texto normativo incide en la protección del consumidor y da respuesta a la necesidad de luchar contra el intrusismo, la competencia desleal y la oferta ilegal calificando como sujetos responsables a aquellos que presten servicios turísticos o realicen servicios de información turística sin haberlo comunicado previamente o no habiendo obtenido calificación.