Tapapiés supera las 150.000 tapas vendidas en solo un fin de semana
Una actuación, de la Orquestina Desvarietés, en la plaza de Lavapiés

Tapapiés supera las 150.000 tapas vendidas en solo un fin de semana

La mezcla de gastronomía de fusión y actuaciones culturales en la calle atrae a decenas de miles de visitantes

Actualizado:

La edición 2013 de Tapapiés ha empezado con buen pie: en su primer fin de semana, esta III Ruta Multicultural de la Tapa de Lavapiés ha vendido más de 150.000 tapas. Cerca de 60.000 personas se han repartido entre sus 75 locales y las 40 actuaciones callejeras del Primer Festival de Artistas en Lavapiés +Art. En sólo cuatro días varios establecimientos han servido más de 4.000 tapas y la web de la organización ha recibido 33.266 visitas, con 25.000 usuarios únicos y 190.000 páginas vistas.

Javier Vázquez, presidente de la Asociación de Comerciantes de Lavapiés Distrito 12, resalta «el gran ambiente festivo que se ha vivido en el barrio». Patrocinado por Estrella Damm, el evento acaba este domingo 27 y espera rebasar las 90.000 personas y 210.000 tapas de 2012. Y a juzgar por los resultados de este primer fin de semana, puede superarlo.

Entre las tapas más vendidas, el taco burkinés de Achuri (tortilla de maíz, frijol, carne, tomate natural y cilantro); la sabrosa costilla de cerdo con salsa barbacoa, arándanos y sésamo de Portomarín, en homenaje a Estados Unidos; el pincho multipiés de Fantástico, pollo marinado en especias tradicionales de la India y Bangladesh, bañado en salsa tailandesa de crema de cacahuete y leche de coco; y el burrito secreto de O Pazo de Lugo, receta mexicano española con secreto ibérico, espárragos verdes, cebolla, pimiento, ajo, puerro y salsa brava.

Turistas de los cinco continentes y madrileños de todas las edades han visitado Lavapiés para degustar 75 tapas internacionales, con actuaciones gratuitas de 14 grupos musicales y compañías teatrales: el pasacalles de danza y percusión africana de Docakene, las melodías balcánicas de Million Dollar Mercede$ Band, el teatro circense de Naranjarte y Pipo Metal, o las canciones del trío rockabilly Lucky Dados. Scott A. Singer, acordeonista de la orquestina Desvariétés, reconoce que «la respuesta del público ha sido muy cálida».