Las diez frutas exóticas que puedes encontrar en Madrid
GASTrONOMÍA

Las diez frutas exóticas que puedes encontrar en Madrid

Los mercados celebran durante esta semana la segunda edición de Madrid Fruit Fashion Week; aquí una selección de los frutos más exóticos que puedes comprar en las fruterías de la capital

Actualizado:

Los mercados celebran durante esta semana la segunda edición de Madrid Fruit Fashion Week; aquí una selección de los frutos más exóticos que puedes comprar en las fruterías de la capital

12345678910
  1. Tamarillos

    El fruto del tamarillo, también conocido como tomate de árbol, es un fruto de color rojo intenso –cuando es silvestre– y amarillo o naranja –si es cultivado– del tamaño de un huevo. Apreciado por su sabor dulce y especiado, se puede encontrar en algunas fruterías gourmet. Es tradicional de las zonas andinas. Allí se utiliza sobre todo para zumos. Su piel es amarga y no es comestible.

    Su bajo contenido calórico ha puesto de «moda» su consumo en dietas de adelgazamiento.

  2. Kumquat

    El kumquat o «naranja enana» es el cítrico más pequeño del mundo. Originario de Asia, esta fruta se cultiva sobre todo en Japón y China. Aunque hay distintas variedades, la más común es la oval que es la que se comercializa en España. Se encuentra con facilidad en mercados gourmet y tiendas especializadas de la capital. Su tamaño no supera los 3 centímetros de diámetro y se puede consumir con la piel.

    Su sabor oscila entre el dulce acidulado de su piel y el punto amargo de su pulpa.Es apreciado por sus propiedades antioxidantes y una buena fuente de vitamina C. Su valor energético es alto.

  3. Pitahaya

    La pitahaya o «fruta del dragón» es el fruto de una planta similar a un cáctus. Tiene su origen en México y su consumo se remonta a la época de los Aztecas. Su gran contenido en azúcares –es muy dulce– lo convierte en un buen reconstituyente. Es rico, además, en minerales y vitamina C. Ayuda a regular la actividad intestinal y está indicada para dietas para diabéticos. Es un antioxidante natural que previene el envejecimiento prematuro. Es más difícil de encontrar que las frutas anteriores aunque puede ser encargada en fruterías especializadas

  4. Guayaba

    La guayaba es una fruta tropical que lleva años en los mercados de Madrid. No es muy complicado encontrarlas en fruterías de barrio. Es originaria de los países tropicales de América y su pulpa es muy apreciada para elaborar zumos por su alto contenido en azúcares. También es rica en vitamina C y se considera uno de los mejores antioxidantes contra los radicales libres.

  5. Limas de Kaffir

    La lima de Kaffir es uno de los ingredientes básicos de la cocina tailandesa. Curiosamente su pulpa no es la parte más apreciada de este fruto. La piel, e incluso las hojas del árbol que las produce, son muy cotizadas como condimento. En España es fácil encontrar sus hojas secas listas para su consumo. Sin embargo, el fruto fresco es más complicado de comprar. En Madrid se utiliza para coctelería, sobre todo en elaboraciones de gin tonic.

  6. Kiwano

    El kiwano o pepino silvestre es un fruto originario de Nueva Zelanda. Su sabor, ligeramente amargo, recuerda al pepino. Es de la familia de las curcubitáceas (como el melón o la calabaza) y se puede consumir como una fruta o en ensalada. Se pueden encontrar durante todo el año en fruterías especializadas o mercados gourmet.

  7. Mangostán

    El mangostán es una de las frutas exóticas más cotizadas y apreciadas por su sabor y textura. En Tailandia, de donde es originario, lo consideran un auténtico manjar. Es meloso, dulce y con un alto contenido energético. Su sabor se parece a una mezcla entre melocotón y la frambuesa. Se puede encontrar en fruterías muy selectas en las que se paga a un precio muy elevado.

  8. Rambután

    El rambután es un fruto que pertenece a la misma familia que el litchi. Es originario de Malasia y se cultiva en la India, Tailandia, Indonesia, Costa Rica, Ecuador y Australia. Se parece a un erizo y en su interior tiene una pepita dura. Su carne blanca y traslucida tiene un sabor muy dulce que recuerda al de una almendra. Se pueden encontrar durante todo el año en fruterías especializadas o mercados gourmet.

  9. Curuba

    La curuba es un fruto que se produce principalmente en Colombia y Venezuela. Es nativa de la cordillera de los Andes y existen de varios tamaños. Se puede consumir al natural o en zumos. En sudamérica se utiliza también en repostería y para hacer helados. Tiene un sabor peculiar y un alto contenido en agua. Apenas aporta calorías al organismo. Se le atribuyen propiedades calmantes. No es muy complicado encontrarlas en fruterías especializadas.

  10. Alquejenje

    El alquejenje es una fruta originaria de las zonas cálidas de sudamérica que se puso de moda como ornamento de los postres en los restaurantes. No todas sus variedades son comestibles. La «Goldenberry» –dorado y de sabor dulce– es una de las más cotizadas. Generalmente se comercializan envueltos en su membrana. Se pueden encontrar durante todo el año en fruterías especializadas o mercados gourmet.