Los mejores vinos de Madrid
gastronomía

Los mejores vinos de Madrid

Estos son los caldos madrileños, de once bodegas de la región, galardonados por la Comunidad de Madrid este año; entre los premiados hay tintos, blancos y rosados de distintas añadas

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Estos son los caldos madrileños, de once bodegas de la región, galardonados por la Comunidad de Madrid este año; entre los premiados hay tintos, blancos y rosados de distintas añadas

1234567891011121314151617181920212223
  1. Vega Madroño Blanco 2012 (Gran Viña de Madrid 2013)

    La Comunidad de Madrid ha entregado recientemente los premios Viña de Madrid a los 23 vinos de la Denominación de Origen Vinos de Madrid que han sido galardonados en esta XXVI edición. Se trata de caldos procedentes de once bodegas que han competido en cinco categorías: blancos, rosados, tintos, crianzas y reservas distribuidos en añadas: 2012-2011, 2010-2009 y anteriores a 2008. En total, se han presentado 115 muestras. Los vinos de la región son cada vez más demandados, tanto dentro como fuera de España.

    Entre los cinco Gran Viña de Madrid 2013 se encuentra Vega Madroño de la bodega Vinos Jeromín. Esta casa, ubicada en Villarejo de Salvanés, lleva desde 1956 conjugando tradición y vanguardia. Este blanco joven, cuyo nombre homenajea a este arbusto autóctono, es el resultado de la mezcla de las dos variedades blancas típicas de la región, airén y malvar.

    De color amarillo pálido, muy brillante, destaca por su aroma floral. Su paso por boca es equilibrado y combina perfectamente con pescados y mariscos.

  2. Viña Jesusa Rosado 2012 (Gran Viña de Madrid 2013)

    Viña Jesusa Rosado 2012 ha sido galardonado en esta XXIV edición de los premios Viña de Madrid con el premio Gran Viña de Madrid 2013. Este rosado de las Bodegas Muñoz Martín es el mejor de la Comunidad de Madrid.

    Es el fruto del trabajo de la tercera generación de la familia Muñoz al frente de la bodega, en Navalcarnero. Sus uvas han sido vendimiadas de forma manual. El resultado es brillante y limpio, con notas cítricas y muy afrutado.

    Es ideal para tapear, acompañar pescados, verduras y ensaladas de todo tipo.

  3. Alma de Valdeguerra tinto 2012 (Gran Viña de Madrid 2013)

    Este tinto elaborado con uvas tempranillo procedentes de los viñedos de la bodega Vinos y Aceites Laguna, es el mejor tinto joven de esta XXIV edición de los premios Viña de Madrid. Intenso, con notas de frambuesa y grosella, es perfecto para acompañar carnes blancas y rojas, asados de cordero, cerdo o buey, caza, aves, carne estofada, arroces, legumbres estofadas, setas, quesos curados y azules.

  4. Félix Martínez Cepas Viejas reserva 2009 (Gran Viña 2013)

    Este tinto de Villarejo de Salvanés, de Vinos Jeromín, ha permanecido en barrica de roble francés y americano durante 18 meses. Está elaborado con un 90% de uva Tempranillo de cepas con más de 75 años de antigüedad y un 10% de otras variedades que varían según la añada (Syrah, Cabernet Sauvignon, Merlot…). Potente y armonioso, intenso y concentrado, es perfecto para acompañar carnes y asados.

    Este año ha obtenido también, el premio internacional Bachus de Oro.

  5. Manu Crianza 2007 (Gran Viña de Madrid 2013)

    En 2012, Manu –el único vino de autor de Vinos Jeromín– se llevó el premio internacional Bacchus de Plata. En 2013 subió al de oro y ahora se ha convertido en el Gran Viña de Madrid. Es, sin duda, el mejor crianza de la región. El control de su crianza, no menos de 14 meses en barricas nuevas de roble francés y ruso, por parte de su creador es absoluto. Su tiempo de creación es variable y depende de cada añada. Esta bodega de Villarejo de Salvanés lo define como «muy largo y persistente» y considera que es perfecto para degustar solo.

  6. Greco Moscatel seco 2010 (Viña de Madrid Oro)

    Este moscatel seco, también de Vinos Jeromín, ha sido elaborado con uvas moscatel de grano menudo. Se trata de una variedad casi extinguida en la región. Su amarillo pálido con tonos dorados contienen aromas intensos, con gran complejidad. En boca es potente y muy untuoso.

    Se trata de una creación muy original para descubrir con una gran variedad de platos.

  7. Alma de Valdeguerra rosado semidulce 2012 (Oro)

    Este semidulce, de Vinos y Aceites Laguna, está elaborado con uvas de la variedad malvar procedentes de sus mejores viñedos. Fresco y frutoso, este vino rosa pálido resulta ligero en boca y tiene notas alegres de pera y melocotón.

    Es ideal como aperitivo; delicioso con Foie-gras, platos con salsa agridulce, curry, cocina oriental y quesos de cabra. Marida muy bien con los postres.

  8. Unnis tinto 2012 (Viña de Madrid Oro)

    Es uno de los mejores tempranillos 100% de la región. También está elaborado por Vinos y Aceites Laguna. Se trata de un tinto muy agradable, de trago fácil y con matices rojo picota. En nariz dominan los olores a frambuesa y grosella, con ligeras notas de regaliz y cereza. En boca, la acidez no resulta excesiva y presenta bastante cuerpo, por lo que resulta ideal para acompañar carnes blancas y rojas, setas, quesos curados y azules.

  9. Puerta del Sol tinto 2012 (Viña de Madrid Oro)

    Esta marca de Vinos Jeromín también ha sido seleccionada en la XXIV edición de los premios Viña de Madrid. Al igual que el resto de variedades de esta bodega, se presta especial cuidado a la hora de recoger la uva. Como buen tinto, es el acompañamiento ideal para carnes rojas y asados.

  10. Grego Roble 2010 (Viña de Madrid Oro)

    Estamos ante el sexto vino de las Bodegas Jeromín que sale galardonado en esta edición de los premios Viña de Madrid. Este Grego Roble del año 2010 no la única botella de esta marca que sale premiado. Se trata de un caldo apropiado para consumir acompañado de platos suculentos a base de carnes, legumbres y guisos complejos; de la misma manera que es excelente para tomar solo o con acompañamiento de tapa. Como curiosidad, las uvas que terminan dando cuerpo a este vino son vendimiadas a mano, a las horas más frescas del día y en cajas de 20 kilos, para respetar al máximo la calidad de la uva.

  11. Convento San Bernardino 2009 (Viña de Madrid Oro)

    Las bodegas Jesús Díaz ha conseguido meter entre los premiados en la categoría de oro este «Convento San Bernardino 2009», un vino color rojo granate con ribete ligeramente atejado. Tiene aromas de intensidad media donde aparecen muy bien integrados los tonos frutales con las maderas de buena calidad. Elaborado 100% con uva tempranillo, está criado en barrica de roble americano y francés durante 12 meses. Como buen tinto, es ideal para asados y carnes rojas.

  12. Licinia Crianza 2009 (Viña de Madrid Oro)

    Este crianza de las bodegas Lucinia es otro de los galardonados en la categoría de oro en la XXIV edición de los Viña de Madrid. Este vino de color cereza oscuro y con bordes granates está elaborado a partir de viñedos cultivados en Morata de Tajuña. Funciona bien con carnes rojas, potajes, cocidos, guisos, pescado azul, ibéricos, verduras.

  13. Initio 2007 (Viña de Madrid Oro)

    El Initio 2007 de Las Moradas de San Martín es otro de los que ha entrado en la categoría de oro de esta XXIV edición de los Viña de Madrid. En su caso, la uva garnacha se vendimió manualmente y la maceración duró una semana, con encubados tradicionales de tres semanas. La fermentación se realizó con la levadura natural de la propia uva, al igual que la fermentación maloláctica y el mosto fermentado se mantuvo en contacto con las pieles durante un mes. Después pasó a barrica de roble francés donde permaneció 14 meses.

    Este vino se embotelló en febrero de 2010 y se obtuvieron 35.500 botellas de 75 cl. La elaboración de este vino es natural y sin aditivos ni clarificantes. Es «perfecto para acompañar todo tipo de carnes, guisos, cocidos, ibéricos, quesos, atún rojo, arroces y pasta», señalan desde la bodega.

  14. Tagonius Reserva 2005 (Viña de Madrid Oro)

    Este vino de bodegas Tagonius es el último que ha conseguido entrar en la categoría de oro de los premios Viña de Madrid. Presenta un color brillante, rojo picota, capa alta, con ribetes de tonos teja propios de la crianza. Tiene igualmente notas de frutas rojas (grosella), minerales, cueros, torrefactos, especiados y balsámicos.

  15. Figueroa blanco 2012 (Viña de Madrid Plata)

    Este es es el primeros de los cuatro vinos de Bodegas Figueroa que resulta premiado en esta XXIV edición de los Viña de Madrid. Es además el que estrena la categoría de plata. Extraído de viñas jóvenes (8 años) este vino blanco tiene un color amarillo, con reflejos verdosos y un aroma intenso a fruta tropical. Es el complemento ideal para pescados, mariscos, arroces, pastas o quesos. Como casi todos sus vinos, la bodega recomienda servir a una temperatura de entre 4 y 6 grados.

  16. Figueroa rosado 2012 (Viña de Madrid Plata)

    Segundo vino de Bodegas Figueroa que sale galardonado en los premios Viña de Madrid. En este caso hablamos de un color rojo cereza, con reflejos azulados de una intensidad aromática alta y guarda un aroma a frutos rojos del bosque (fresas, frambuesa, cereza). Supone un buen acompañamiento de pescados, mariscos, arroces, pastas, etc. «Servir a 4-6 ºC» recomiendan desde la página web de la bodega.

  17. Figueroa tinto roble 2011 (Viña de Madrid Plata)

    Es el tercer vino Bodellas Figueroa que sale premiado. En este caso, presenta un color rojo rubí con reflejos azulados de una intensidad aromática alta. Esta bodega tiene un cuarto vino galardonado, un crianza de 2010, en esta misma categoría. Estas son las características que han llevado a este tempranillo de 2011 a entrar en la categoría «Viña de Madrid de Plata» en los últimos premios premios Viña de Madrid.

  18. Viña Main tinto 2012 (Viña de Madrid Plata)

    Este vino de la centenaria bodega de Oruscos ha entrado en la categoría de plata con este Viña Main Tinto 2012. Ha sido galardonado en los premios Viña de Madrid por sus características: Un color «rojo cereza con tonos violáceos, tonos frutales limpios y atractivos, bien constituido y con final equilibrado y largo», señalan desde la bodega.

  19. Grego Crianza 2009 (Viña de Madrid Plata)

    También en la categoría de plata de los premios Viña de Madrid está este crianza de las Bodegas Jeromín. Dentro de sus «Vinos de familia» está este Grego que se caracteriza por un color cereza y un aroma a frutas maduras. Desde la bodega señalan que es ideal para carnes y asados y que resulta «perfecto» solo.

  20. Figueroa Crianza 2010

    Este crianza de Bodegas Figueroa presenta un color rojo rubí con reflejos azulados de una intensidad aromática alta. Mantiene un olor a frutos rojos del bosque. Estas son las características que han llevado a este tempranillo de 2010 a entrar en la categoría «Viña de Madrid de Plata» en los últimos premios premios Viña de Madrid.

  21. Esther Crianza 2010 (Viña de Madrid Plata)

    El Esther Crianza de 2010 es otro de los que ha entrado en la categoría «Viña de Madrid de Plata» en esta XXIV edición de los premios Viña de Madrid. Tuvo ya un «hermano pequeño» en el año 2005, cuando la Bodega Andrés Morate sacó adelante una edición anterior de este vino de cultivo ecológico.

  22. Dos de Mayo Crianza 2008

    Este tempranillo de la bodega Vinos Jeromín tiene un color cereza intenso y un olor a frutas rojas con toque tostado que encaja a la perfección con carnes a la brasa y quesos. Ha sido premiado en la categoría «Viña de Madrid de Plata» junto a otras nueve creaciones esta XXIV edición de los premios Viña de Madrid. Se trata de una edición especial de la bodega, que tiene otras muchas variedades como Puerta del Sol, Puerta de Alcalá, Puerta Cerrada o Vega Madroño.

  23. Peruco Reserva 2008 (Viña de Madrid Plata)

    El Peruco Reserva de 2008 ha sido premiado en la categoría «Viña de Madrid de Plata». De la bodega Vinícola de Arganda, este tempranillo se macera más allá de la fermentación alcohólica. Después pasa 18 meses en barrica de roble americano para ser embotellado y seguir reposando en la bodega. Este vino tinto es ideal para acompañar carnes y quesos.