Los cines del Palacio de Hielo proyectarán películas de estreno con subtítulos para discapacitados visuales y auditivos
Una sala de cine - efe
discapacidad

Los cines del Palacio de Hielo proyectarán películas de estreno con subtítulos para discapacitados visuales y auditivos

La primera sala adaptada de Madrid incorpora, desde el lunes, un código de colores y un sistema de audiodescripción en cintas de estreno

Actualizado:

Los Cines Dreams Palacio de Hielo proyectarán, desde el lunes 9 de septiembre, películas de estreno con subtítulos con código de colores para personas con discapacidad auditiva y con audiodescripción para personas con discapacidad visual.

La primera sala adaptada para todos los públicos llega a Madrid gracias al proyecto Cine Accesible de Fundación Orange y Navarra de Cine.

Para los discapacidados auditivos, los subtítulos llevarán un código de colores y un bucle magnético, mientras que las personas con problemas visuales contarán con auriculares individuales para la audiodescripción.

El primer título en la cartelera de la sala 6 del Palacio de Hielo será «Cazadores de sombras: Ciudad de Hueso». Madrid se suma así a Bilbao, Palma de Mallorca, Pamplona, Valencia y Zaragoza, ciudades que ya disponen del Cine Accesible de manera permanente.

Cómo funciona

Este tipo de salas están equipadas con la tecnología ACCEplay, un sistema desarrollado por Navarra de Cine en colaboración con la Universidad de Deusto, que permite proyectar los subtítulos de colores y emitir la audiodescripción sincronizándolos con la película a la vez que se proyecta en la pantalla convencional.

El sistema es compatible con todos los formatos de proyección que ofrecen las salas de cine y supone una innovación tecnológica muy importante en el campo de la accesibilidad.

Las personas con discapacidad auditiva cuentan con una pantalla adicional colocada debajo de la principal en la que se proyectan los subtítulos con códigos de colores. Los subtítulos muestran los diálogos de la película y asignan a cada personaje principal un color, según una gama normalizada, para que resulte más fácil determinar quién está hablando.

Además de los diálogos, hay indicaciones escritas sobre los sonidos, los golpes, los gritos, la música... Los bucles magnéticos sirven para que las personas con discapacidad auditiva usuarias de audífonos puedan escuchar el sonido de la película de manera limpia y clara.

Las personas con discapacidad visual, por su parte, cuentan con unos auriculares inalámbricos para seguir la audiodescripción, una locución sincronizada que traduce en palabras la información de todo aquello relevante para la comprensión de la película.

En ella se dan indicaciones de estética, de la situación de los personajes, las reacciones o los sentimientos. De todo aquello que es susceptible de ser percibido a través de la vista, de forma que se puedan contextualizar los diálogos del filme.